El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, aseguró que esta semana será «un punto de inflexión» para Chile Vamos, señalando que la coalición estará «ordenada» tras la crisis en el bloque oficialista por el avance en el Congreso de la reforma que permite el retiro del 10 por ciento de los fondos de pensiones.

El jefe de gabinete sostuvo que «de aprobarse esta reforma puede llegar a significar un gasto fiscal de 18 mil millones de dólares, eso es un nivel de endeudamiento que hoy no podemos asumir».

«Si eso pasa, el acuerdo económico y social para enfrentar la pandemia (alcanzando con parte de la oposición) no lo vamos a poder financiar, porque ese acuerdo ya son 12 mil millones de dólares, es una cifra gigantesca. Avanzar con esto rompe la posibilidad de poder concretar el acuerdo económico y social que tanto Gobierno como oposición suscribimos hace un mes», advirtió en entrevista con en El Diario de Cooperativa

Tras el fracaso para el Ejecutivo con la aprobación de la idea de legislar en la Cámara Baja y de cara a la votación en particular este miércoles, el secretario de Estado dijo que «eso hacía necesario una reflexión sobre qué nos pasó y sobre cómo mejoramos, señalamos que acá había responsabilidades compartidas, hemos estado dialogando y conversando con nuestros partidos para asumir esas responsabilidades, también pedirle a los partidos la máxima cooperación y colaboración para esta semana tener un punto de inflexión».

«Tengo la confianza, la convicción, de que vamos a hacer la pega para eso, de que nuestra colación esta semana va a estar ordenada y que esta semana va a ser un punto de inflexión, y que vamos a iniciar un nuevo trato y que vamos a enfrentar las dificultades en torno a lo que nos une hacia el futuro, que es enfrentar la pandemia, cuidar la salud de los chilenos, apoyar a las personas en el drama que están viviendo producto de la caída de los ingresos, el desempleo, y sentar las bases de la recuperación económica», enfatizó.

Pese a que puede estar «bien inspirada», el titular de Interior insistió en que la iniciativa «es un mal proyecto» porque «afectará las pensiones, las personas que retiren van a tener menores pensiones, porque la forma en que se discutió es muy discutible (…) es atribuirse las facultades del Presidente de la República en cuanto a gasto público y seguridad social».

«Es un proyecto injusto (…) le da más al que tiene más en sus fondos de pensiones, le da menos al que tiene menos y al responsable que no retira no le da nada», remarcó Blumel, reiterando que «es un proyecto que está lleno de problemas» y que «perfora nuestro sistema de seguridad social».

«Este proyecto es insólito: todo el mundo reconoce que no le gusta, pero nadie lo para y creo que ese es un problema estructural de nuestra política, que hacer lo popular no es correcto y parece que para muchos hacer lo correcto es lo popular y eso se llama populismo», aseguró Blumel.

El secretario de Estado reiteró su defensa a las propuestas de ayuda a la clase media que impulsa La Moneda, en vez de «esta propuesta (del retiro de fondos) que es un misilazo al concepto de seguridad social».

 

«El populismo ha empezado a coquetear con sectores del oficialismo»

Considerando los votos a favor de la UDI y RN que tuvo la iniciativa, la autoridad expresó que, «lamentablemente, al parecer en algunos sectores de nuestra coalición también el populismo ha empezado a coquetear y eso tenemos que cortarlo de plano y de raíz, el populismo hace mucho daño».

Por ello, hizo el llamado a avanzar en la reforma previsional.

«Sí, el sistema de pensiones necesita una reforma previsional. Hagamos esa reforma y no avancemos con una iniciativa que le va a causar un daño profundo al sistema de seguridad social», sentenció.

Deja un comentario

Deja un comentario