La ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Mónica Zalaquett (UDI), condenó el asesinato de la carabinera Norma Vásquez Soto, que quedó al descubierto el sábado, y planteó la necesidad de establecer «responsabilidades» por las insuficientes medidas cautelares que tenía el imputado: el también carabinero Gary Valenzuela.

El cadáver de Vásquez fue hallado al interior del maletero de un automóvil en un motel de Linares, en la Región del Maule, y en las horas siguientes se conoció que el sospechoso, Valenzuela, había sido denunciado previamente por la propia víctima por abuso sexual.

«No pueden seguir sucediendo estos hechos en nuestro país. No podemos entender que hombres con esas características sólo tengan una medida cautelar de alejamiento: son un peligro para la sociedad… Pudo haber sido Norma o pudo haber sido otra mujer (la víctima)», dijo Zalaquett este lunes en la capital y consigna Cooperativa.

«Estos casos nos parecen inaceptables y nos duelen profundamente. Nosotros estamos acompañando a la familia de Norma, pero necesitamos que se aclaren las responsabilidades y se llegue hasta el final», advirtió la ministra.

«No se logró dar la seguridad que Norma requería»

Consultada por quién falló, específicamente, en este caso; si fue Carabineros, la ex diputada señaló que «claramente no se logró dar la seguridad necesaria que Norma requería».

«Insisto: nos cuesta entender por qué un hombre con esas características tenía una medida sólo de alejamiento», dijo la ministra, que anunció que se reunirá mañana con «las máximas autoridades del Circuito Intersectorial de Femicidios».

«Necesitamos destrabar los nudos críticos que existen hoy en toda la red incorporada tanto en la prevención como en la atención; y tenemos que avanzar en materia de prevención», sentenció.

Ayer domingo se amplió la detención de Valenzuela hasta el miércoles, día en que será formalizado a las 11:00 de la mañana.

Deja un comentario

Deja un comentario