El Ministerio de Educación, en conjunto con la Asociación de Municipalidades de Chile, la Asociación Chilena de Municipalidades y la Asociación de Municipios Rurales, acordó que las comunidades escolares del país tengan una semana de pausa pedagógica y otra de vacaciones en septiembre, dado el estrés y agotamiento en que – según acusan- se encuentran.

«Atendidos los esfuerzos e innovaciones realizados por las comunidades escolares a lo largo del semestre, así como las diferentes planificaciones de actividades que cada establecimiento ha llevado a cabo y el contexto de bienestar socioemocional de cada comunidad escolar, los establecimientos educacionales pueden adecuar sus actividades durante el periodo de cuarentena y suspensión de clases presenciales y planificar pausas pedagógicas», detalla el acuerdo, difundido esta tarde por el Mineduc.

Las solicitudes de cada establecimiento para realizar una pausa pedagógica «serán recibidas y procesadas por las Secretarías Regionales Ministeriales (Seremis), y tendrán una duración de hasta una semana de extensión, de preferencia en el mes de julio, según lo determine cada comunidad escolar», explicó la cartera y consigna Cooperativa.

«Estas pausas pedagógicas, que no requieren modificación del calendario escolar, podrán ser complementadas con vacaciones durante la semana de Fiestas Patrias, entre el lunes 14 y viernes 18 de septiembre», agrega el acuerdo.

El Mineduc explicó que las solicitudes para el receso podrán contemplar:

  1. Cambio de actividades
  2. Jornadas de reflexión del cuerpo docente
  3. Planificar actividades de autocuidado y contención emocional

Algunas de las medidas que pueden ser implementadas con este propósito son:

  • -Apoyo socioemocional a estudiantes y equipos docentes.
  • -Generación de espacios de reflexión personal.
  • -Combinar o reemplazar clases remotas por actividades lúdicas o de otra naturaleza.
  • -Planificación de tiempos para el estudio o reflexión personal de los estudiantes.

«Este es un tema muy relevante que afecta a las comunidades escolares y queremos transmitir, a través del Ministerio de Educación, que vamos a dar toda la flexibilidad a las comunidades educativas para generar sus propios de evaluación y de análisis y ver cómo se sigue adelante en esta situación tan difícil», explicó esta tarde la ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar.

«La flexibilidad – y esto es muy importante que todos los sostenedores lo sepan- se mantiene y se va a entregar toda la ayuda necesaria para seguir estos procesos», recalcó la portavoz gubernamental.

COLEGIO PROFESORES: «ES INDISPENSABLE UN RECESO PEDAGÓGICO»

En este contexto de crisis, el Colegio de Profesores había expuesto que la continuidad del proceso educativo ha dependido, en gran medida, de la salud mental de las y los docentes y, por ello, se requería una pausa oficial a nivel nacional. «Con todo el contexto mayor de la pandemia, se hace indispensable un receso pedagógico», dijo el presidente del gremio, Mario Aguilar y consigna Cooperativa.

«Hay que cuidar la salud mental de la gente, lo hemos dicho; cuidar la salud de los estudiantes, de sus familias, de nuestros colegas profesores y los asistentes de la educación», enfatizó el dirigente.

«No sería justo que esas familias, esas comunidades docentes y escolares quedaran al arbitrio de un sostenedor», sentenció el líder del Magisterio.

Desde los municipios, el alcalde de Estación, Rodrigo Delgado (UDI), dijo que la semana de pausa pedagógica que comenzará el 27 de julio en la comuna pretende ser también de reflexión, para analizar «cómo ha sido incorporada la educación en un año tan complejo como este 2020, de crisis sanitaria pero también de una crisis social importante, que afecta a muchas familias de los alumnos y alumnas de colegios municipales».

El jefe comunal instó además a «ver cuáles son los contenidos esenciales que tenemos que reforzar, cuál es la proyección de aquí a fin de año y qué es lo que esperamos para el año 2021».

Por su parte, el alcalde de La Granja, Felipe Delpin, cree que «hay que darle una vuelta a si es posible continuar con el año escolar, que no sé si lo podemos llamar año escolar. A lo mejor hay que decir derechamente que se debe suspender y que hay que cerrarlo».

«Tenemos que mirar si es acertado continuar con este sistema de clases online, que no están recibiendo todos los alumnos», enfatizó.

Deja un comentario

Deja un comentario