Un nuevo y urgente llamado al Gobierno y sus colegas parlamentarios, formuló la Senadora por el Maule Sur, Ximena Rincón, para poner fin al uso de plaguicidas peligrosos no sólo para los trabajadores del mundo rural, sino que para miles de personas que viven en las inmediaciones de los predios agrícolas.

La legisladora dijo que acaba de conmemorarse el Día Internacional por el No Uso de Plaguicidas y que lamentablemente en Chile aún no existe un cuerpo legal que proteja a las personas frente a sustancias que están prohibidas en otros países del mundo por ser en peligrosos o en extremo peligrosos para la salud humana según la Organización Mundial de la Salud, Oms.

“En Chile, al mes de septiembre de 2010 hay 379 notificaciones de intoxicaciones agudas por plaguicidas, 39 casos más que el año pasado a la misma fecha, pero lamentablemente sabemos que la cifra real es muy superior, porque se notifica uno de cada 4 casos. Tampoco sabemos qué efectos tendrá esta exposición en el mediano y largo plazo, por lo que necesitamos un compromiso país, real y concreto para poner fin a esta realidad, porque miles de personas en Chile están indefensas frente a los plaguicidas”, dijo la Senadora, quien presentó un proyecto de ley que prohíbe la importación, comercialización y uso de sustancias consideradas peligrosas o en extremo peligrosas por parte de la Oms.

Recordó que ya en 2009, una iniciativa similar fue rechazada por unanimidad en el Senado bajo el argumento que el Servicio Agrícola y Ganadero, Sag, tiene las atribuciones para prohibir el uso de determinados agroquímicos y además cuenta con la facultad para fiscalizar su uso adecuado.

“Nosotros tenemos la certeza de que el Sag no tiene los recursos humanos para realizar este trabajo, sabemos que no hay recursos para aumentar las fiscalizaciones, por lo que pedimos terminar con esta verdadero calvario del mundo rural, prohibiendo definitivamente el uso de los plaguicidas más peligrosos. Es un área en la que el Presidente Piñera se comprometió a avanzar cuando presentó su agenda de seguridad laboral tras la odisea de ‘los 33 de Atacama’, pero hasta ahora no hay ningún avance”, precisó la parlamentaria.

ANTECEDENTES

Ximena Rincón aseguró que según las estadísticas que son las mujeres temporeras las más afectadas por el uso de agroquímicos, ya que sufren un 72% de las intoxicaciones masivas (brotes) registradas en este período. “No es raro, si se considera que un 67,3% de las intoxicaciones ocurren en las faenas agrícola”, explicó la legisladora, quien puso de manifiesto otro tema de preocupación y que son los negativos efectos de las fumigaciones realizadas en comunidades vecinas a faenas agrícolas.

“Tenemos un caso emblemático, que es el de la población Nuevo Amanecer en Los Cristales, comuna de Longaví, que está ubicada a cinco metros de un predio que se instaló después que el conjunto habitacional y que cada vez que fumiga provoca malestares a la vecinos, pero según las autoridades está todo en regla, pese a que no se cumplen los 100 metros de distancia que debe

haber entre el huerto fumigado y la presencia humana”, manifestó la legisladora.

Añadió que la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (Fao) llamó a los países de América Latina y el Caribe a mejorar los controles del uso de plaguicidas y productos químicos en la agricultura. “La Fao sostiene que esas medidas son esenciales para proteger la salud de los productores y los consumidores, ya que el uso de plaguicidas en el sector ha aumentado a la par que la producción y el comercio”, indicó.

Finalmente, la Senadora dijo que la Fao advirtió que los agricultores y los pequeños productores están más expuestos, porque no poseen el equipo de protección adecuado para aplicar esas sustancias, por lo que propuso que diez países de América del Sur implementen un acuerdo internacional que regula el comercio y utilización de esas sustancias.

Deja un comentario

Deja un comentario