Hasta el sector suroriente de Talca llegó el seremi de Desarrollo Social y Familia, Felipe Valdovinos, para conocer a la familia de Margarita Orellana, compuesta por sus dos hijos y su madre, quienes son parte de los mil 600 hogares beneficiados por el programa Triple P del Ministerio de Desarrollo Social y Familia en la capital regional.

Junto a profesionales del  equipo municipal, quienes apoyan la iniciativa, conocieron la experiencia de Margarita respecto al apoyo que está recibiendo por parte de la iniciativa, que tiene como principal objetivo potenciar la parentalidad positiva y el apoyo a la crianza en familias de mayor complejidad psicosocial, donde se aborda la prevención del maltrato infantil, la reducción de problemas socioemocionales y de conductas a través la metodología Triple P.

El seremi Valdovinos comentó que “para nuestro Gobierno la familia es un pilar fundamental y este programa busca apoyar a los hogares donde los niños presentan algún tipo de dificultades, como por ejemplo de conducta, donde nosotros a través de profesionales especializados trabajamos con sus padres o tutores para que puedan enfrentar la situación de la mejor forma posible, como en la entrega de afecto  o la forma en que se entregan las instrucciones, y así evitar algunos problemas como el maltrato infantil”.

De paso, aprovechó la instancia para felicitar al equipo municipal y al alcalde Juan Carlos Díaz por el buen trabajo que han realizado en la comuna respecto al programa.

TRIPLE P

La iniciativa actualmente se ejecuta en las comunas de Talca, Molina, Parral y Teno, beneficiando en total a 2 mil 600 familias maulinas.

Dentro de los objetivos específicos, el Triple P contempla la contratación un profesional con dedicación exclusiva para que lidere un plan de implementación local respecto la parentalidad positiva y sus beneficios.

Además, incluye capacitaciones a los profesionales de programas municipales en la metodología para que repliquen la temática con sus usuarios. Paralelo a lo anterior, ejecuta intervenciones masivas, grupales e individuales con las  familias a fin de fortalecer competencias parentales, reducir problemas socioemocionales y conductuales de los niños, así como también prevenir el maltrato infantil.

Margarita finalizó señalando que “para nosotros como familia ha sido muy beneficioso. Tengo dos pequeños y una se va haciendo mamá en el camino. Ellos nos han entregado las herramientas, las habilidades para llevarlas a cabo en el día a día. Fomentar la autonomía, la seguridad, la autoestima, los valores en mi hijo. Así que estoy muy agradecida del programa”.

Deja un comentario

Deja un comentario