Servicio de tapicería y restauración de muebles y su comercialización, Panificador y Cultivo hidropónico de hortalizas son los cursos a los que un grupo de hombres y mujeres accedieron a través de las Becas Laborales.

«Cuando asumí como director, mi compromiso fue llegar a todas las comunas de la región del Maule, porque tenemos que descentralizar para que la capacitación llegue a todos los lugares y a todas las personas (…) El certificado que reciben es el símbolo de que ustedes tienen una herramienta para mejorar su calidad de vida. Yo los animo a seguir capacitándose. Próximamente abriremos una amplia oferta de posibilidades, por eso el llamado es a revisar www.sence.cl«, indicó en una de sus intervenciones el director del Sence Maule, Waldo Alfaro.

Las Becas Laborales están presentes en 25 comunas de la Región del Maule, y hasta la fecha, ya han egresado más de 750 personas que comenzaron a capacitarse por esta vía durante 2015.

Capacitación para todas las áreas

Las Becas Laborales abren la opción a cooperativas, fundaciones, municipios, secretarías regionales, comunidades y asociaciones indígenas y juntas de vecino, entre otras organizaciones sociales para postular a cursos de capacitación que se alineen con las necesidades del mercado.

Es así como en Talca, las alumnas y alumnos del curso Cultivo hidropónico de hortalizas, financiado por el Organismo Técnico Intermedio de Capacitación, OTIC Sofofa e implementado por el Sence recibieron su certificado.

Una de ellas fue Paula Cañete, quien ahora que está certificada por el Servicio tiene intenciones de formar su propio microemprendimiento: «Tengo una parcela y me gustó tanto el curso que ya implementé un invernadero, ahora quiero formar un negocio en esta área», comentó luego de recibir su diploma.

El programa también se ejecutó en Sagrada Familia, donde el Comité Habitacional Los Cerezos solicitó el curso de Tapicería y restauración de muebles y su comercialización. Participaron en el plan formativo, financiado por el OTIC La Banca, sólo mujeres quienes valoraron la oportunidad de aprender este nuevo oficio.

«El capacitarse es un gran logro, porque además de aprender tapicería pudieron reforzar el área comercial (…) especialmente el hecho de saber cobrar una restauración que ustedes hagan y también restaurar muchos muebles que tenemos en nuestras casas», comentó la alcaldesa (s) de Sagrada Familia, Isabel Margarita Garcés.

En Talca otro curso que tuvo gran éxito fue el de Panificador, financiado por el OTIC La Banca y ejecutado por Fechipan, en el que participaron 21 personas. En la comuna de Talca se adjudicaron 14 cursos con salida independiente, lo que permite a los alumnos realizar una inversión que no supere los 220 mil pesos en herramientas, como el Cultivo Hidropónico y de Servicio de Tapicería y Restauración de Muebles y su Comercialización. A ellos se suman 19 cursos más con salida dependiente, como el de Panificador.

A partir del 10 de marzo se abrirá el proceso para postular al Programa Becas Laborales en www.sence.cl.

Deja un comentario

Deja un comentario