Un día inolvidable será este 30 de julio de 2019 para los primos linarenses Marco y Esteban Grimalt, quienes entraron en la historia grande del deporte chileno en Panamericanos, luego de quedarse con la medalla de oro en la final del vóleibol playa.

En un infartante partido, la dupla chilena se impuso por 21-19, 22-24 y 15-10 a los mexicanos Juan Ramón Virgen y Rodolfo Ontiveros, para sumar un inédito oro, que consolida a Chile en el noveno lugar del medallero en Lima, que en esta jornada vio los triunfos de María Fernanda Valdés y Tomás González.

El encuentro fue muy parejo, al igual que el de la primera fase, aunque siempre los nacionales tuvieron ventaja. Pudieron cerrar antes el primer set y también el segundo. De hecho, desperdiciaron cuatro match points y los aztecas, campeones vigentes, forzaron el encuentro al desempate.

En el último capítulo, los Grimalt cambiaron su estrategia de ataque y definieron varios puntos, mediante toques cruzados. Así, sacaron ventaja rápida y esta vez no la dejaron ir, para colgarse un histórico oro.

“Nos llevamos un oro, no tomamos buenas decisiones en el segundo set, pero jugamos mejor en el tercero y supimos revertirlo”, comentó Marco Grimalt al CDO, mientras que Esteban añadió: “Esta medalla representa de un trabajo de equipo, estoy súper orgulloso. Ha sido una temporada increíble, muy intensa para nosotros. En dos horas tenemos que volar a Viena porque jugamos el jueves. Vamos a dar todo para seguir representando al país”, consigna La Tercera.

De este modo, los chilenos coronaron su actuación en la capital peruana con cinco triunfos en igual número de presentaciones.

Deja un comentario

Deja un comentario