La Fundación PRODEMU, perteneciente a la red de fundaciones de la Presidencia de la República -presidida por la Primera Dama, Cecilia Morel y su Directora Nacional es Paola Diez- dio a conocer los resultados de las postulaciones al fondo concursable “Seguimos de Pie” que entregará $300.000 a 500 mujeres a nivel nacional, en su mayoría jefas de hogar, que vieron particularmente afectadas su fuente de ingreso producto de la pandemia.

En la región del Maule son 44 mujeres que accederán a este beneficio, los recursos, que  se distribuirán desde el 6 al 11 de agosto, servirán para invertir en los diferentes gastos para el desarrollo de ideas de negocio, por ejemplo, compra de máquinas y herramientas, materiales e insumos, mano de obra, mobiliarios y equipos informáticos, traslados y despachos, trámites, patentes y arriendo de espacios físicos.

La Directora Regional de PRODEMU, Antonieta Morales afirmó que “el Fondo Seguimos de Pie, está destinado a apoyar a aquellas mujeres que perdieron su empleo o que, en el caso de las emprendedoras, vieron mermados sus ingresos por la pandemia, lo que pretende es entregar apoyo para fortalecer ideas de emprendimiento, o iniciativas  que ya estaban  en curso y podía ser postulado de manera individual o asociativa”.

La directora regional  agregó que “estamos muy contentas del perfil de mujeres que fueron quienes se adjudicaron este fondo, hay muchas que son de sectores rurales, lo que valoramos tremendamente por todas las dificultades que ello implica, la ubicación geográfica, la conectividad, el no contar con todas las herramientas necesarias desde la parte tecnológica para poder postular y que aún así hicieron llegar su proyecto y cumplieron con todos los criterios que estaban estipulados en las bases. Como PRODEMU reafirmamos nuestro compromiso por las maulinas, en este caso fueron 44 las seleccionadas, pero vamos a seguir trabajando fuertemente por reactivar la economía apoyando a más mujeres de nuestra región”.

 

GANADORAS

Entre las 44 ganadoras, se encuentra Rosario Castellón de Talca, quien tiene un emprendimiento del área de alimentación que incluye preparación de tortillas, alfajores, empanadas, tortas y pan de pascua. Esta madre de cuatro hijos, reconoce que este tiempo de pandemia ha sido muy complicado, por lo que afirma que recibir el fondo Seguimos de Pie: “para mi es algo muy significativo y muy importante, lo recibí con mucha emoción y mucha alegría porque me va a ayudar a optimizar mi trabajo, hacer más productos -por ejemplo más pan de pascua- y no ocupar solo el horno de la cocina de mi casa. Por lo tanto, va a ser un apoyo grande en los gastos. Yo me siento muy agradecida, para mi el horno semi industrial era el sueño que ahora se cumple”.

En la localidad de Nirivilo, comuna de San Javier vive otra de las ganadoras de este fondo: Maricel Riquelme, quien postuló pese a que no tenía computador y debió hacerlo a mano, pero dice que lo realizó con el corazón. Ella, luego de una difícil separación tras 25 años de matrimonio, y con cinco hijos, decidió reinventarse y salir adelante y pese a que no ha encontrado trabajo, comenzó a hacer mascarillas. Gracias a los recursos de este fondo, comprará una nueva maquina de coser, para hacer además bolsas de pan, buzos, pijamas, ropa para mascotas, etc. “Esta es una puerta para poder dignamente trabajar… me llegó del cielo este premio, me ayuda a levantarme por mis hijos, tengo que salir adelante, esta es una felicidad y le agradezco a PRODEMU, esto me levantó mi ego, mis ganas de hacer algo con mis manos, es precioso lo que me está pasando, nunca pensé que se me iban a abrir las puertas de esta manera”, acota emocionada Maricel.

Las hermanas Janis y Fernanda Cordero Alea, han comenzado, junto a su mamá Emilia Alea, un emprendimiento de alfajores y donas, llamado Cordelia Bakery. En esta pandemia han bajado los ingresos familiares, ya que su mamá hace seis meses perdió su fuente de trabajo, así que esta es su herramienta para salir adelante. Ellas postularon juntas para hacer crecer su negocio. “Nosotras tenemos un proyecto asociativo familiar, donde está mi mamá, mi hermana y yo. Vamos a ocupar los recursos del proyecto en un horno industrial, freidora, batidora, packaging y diferentes insumos que necesitamos para la preparación de las donas, de los alfajores, y también en hacer crecer el negocio como pasteleras”, explica Janis.

Ellas invitan a las maulinas a confiar en instituciones como PRODEMU, “las queríamos invitar a que sigan participando, que no se desmotiven, yo sé que en PRODEMU vienen más iniciativas de este tipo, y como nosotras nos ganamos este fondo, que no lo creíamos posible, ahora las invito a todas a que no pierdan la fe”, finalizan las hermanas Cordero.

 

Deja un comentario

Deja un comentario