«Varias ciudades que han tenido brotes importantes han sido capaces de ver la luz al final del túnel y salir de estas medidas, y quedar con una suerte de nueva normalidad», destacó en El Diario de Cooperativa.

El titular del Minsal planteó el ejemplo de Punta Arenas, que «tuvo el brote más importante de Chile» por su incidencia y número de casos en relación a su población.

«Ellos tuvieron una cuarentena de cinco semanas, durísima, con cordón sanitario, con restricciones muy severas de tránsito. Esa cuarentena pasó, y si uno va a hoy día, en la práctica, están en una nueva normalidad», afirmó.

De acuerdo a Mañalich, actualmente «la gente anda en la calle, en la plaza, el comercio está abierto, por supuesto andan con mascarillas, se cuidan, la autoridad sanitaria está vigilando los nuevos casos, y hay un testeo intensivo de laboratorio. Eso es lo mismo que ha ocurrido en Osorno, donde la situación fue durísima también, en Chillán, en Temuco, Padre Las Casas, Talca, Arica».

Por tanto, desestimó las críticas hacia sus dichos y los del Presidente Sebastián Piñera en relación a este polémico concepto.

«(El Presidente) ha dicho lo que corresponde: hay que prepararse para una nueva normalidad, y está llegando en forma heterogénea al país de acuerdo a cada situación epidemiológica», remató.

Deja un comentario

Deja un comentario