x69947_1.jpg.pagespeed.ic.e__3Z5k5qa

Si a veces tienes tanto por hacer durante el día que no tienes tiempo para lavarte el pelo, la solución es el champú seco. Este producto te ayudará a que tu cabello no tenga un aspecto sucio, aun cuando hayas dejado de lavarlo durante más de 3, 4 días o en semanas.

Por ser conveniente y rápido, es popular entre muchas mujeres que no siempre tienen tiempo para lavarse el pelo. En su versión en spray está disponible en varios almacenes de belleza y en YouTube abundan tutoriales para crear una versión casera. La fécula de maíz es un ingrediente fundamental en muchas de ellas.

Este producto existe desde hace varias décadas, pero últimamente se ha convertido en una opción para muchas mujeres que buscan alternativas al champú, ya sea por razones cosméticas (hay quienes argumentan que el champú tradicional remueve aceites naturales beneficiosos del pelo) o ambientales (algunas sustancias en el champú como Lauril éter sulfato sódico o parabenos pueden contaminar el agua).

Ya sea por estas causas, o porque simplemente no te alcanzó el tiempo para lavarte el pelo, estos son los aciertos y errores que cometes cuando usas este producto.

  • Lo que sí debes hacer al aplicar el champú seco:

Mantener la distancia: en el caso del spray, aplícalo a un distancia de entre 15 y 20 centímetros de la cabeza para evitar el exceso de producto.

Dividir el pelo en secciones: toma diferentes mechones que creas que lucen sucios y aplica el producto. No lo pongas directamente sobre tu cabeza y mejor levanta la capa superior de tu pelo y aplícalo en la raíz, para así esconder el residuo.

Esperar unos segundos: tu pelo puede lucir algo blanco tan pronto lo aplicas, pero no te preocupes, esto es normal. Deja que el producto se seque por algunos minutos y luego péinalo con tus dedos para eliminar residuos.

Añadir volumen: si tu pelo no está sucio, igual puedes usar el champú seco para darle volumen y textura. Aplícalo, espera unos segundos y con tus dedos dale a tu cabello la forma que prefieras.

  • Lo que no debes hacer cuando aplicas champú seco:

Tocarte el pelo: si pasas los dedos por tu cabello, solo conseguirás que los aceites naturales de tu mano hagan que tu pelo luzca más grasoso.

Excederte en el producto: empieza con una cantidad pequeña y ve aumentando en pequeñas dosis, según lo creas conveniente. Si aplicas mucho producto pueden quedar residuos poco atractivos en tu pelo.

Aplicarlo en pelo mojado: es champú seco por una razón. Si lo usas en cabello húmedo lucirá pesado y el producto no se absorberá.

Usarlo más de tres veces entre lavadas. el champú seco te puede ayudar a disminuir el aspecto grasoso, pero no te ayudará a eliminar el polvo y otras sustancias que entran en contacto con tu cabello, así que debes lavarlo.

Powered by WPeMatico