El Congreso despachó la extensión de la Ley de Protección al Empleo, instancia que permite aumentar en cinco meses la vigencia del beneficio para aquellos trabajadores que producto de la pandemia se vieron afectados en sus trabajos.

De esta manera, los trabajadores pueden optar a la suspensión de sus empleos hasta febrero del 2021.

La ministra del Trabajo, María José Zaldivar, explicó en 24AM qué implica la extensión de esta ley para los trabajadores, permitiendo mantener parte de su sueldo pese a no poder trabajar.

Según detalló la ministra, esta extensión tiene tres ejes:

1.- Esta ley permite que el monto no vaya bajando mes a mes: hasta ahora, el monto comenzaba a ser pagado con un 70% del sueldo y luego iba bajando todos los meses, sin embargo, ahora se fija un mínimo del 55% del sueldo.

2.- Se aumenta el número de giros a siete: hasta ahora, algunos trabajadores podían incluso sólo tener tres giros, lo que a partir de ahora sube a siete.

3.- Se flexibilizan los requisitos, permitiendo que personas con tres cotizaciones puedan acogerse a la ley: la ley expecificaba que los trabajadores desempleados para poder acceder al beneficio del Seguro de Cesantía se debía tener un mínimo de 12 cotizaciones continuas en el caso de trabajador a plazo indefinido o 6 en el caso de ser trabajador a plazo fijo, lo que ahora se disminuyó a 3 continuas o dos en los últimos seis meses.

Además, se establece que si la persona cuenta con ahorros en su cuenta individual también pueda optar al beneficio.

La ministra recalcó que con la extensión de la ley, se «podría llegar incluso a un 100% más de actuales beneficiarios», consigna 24Horas.

«No sabemos hasta cuándo puede durar la crisis, así que la ley permitió que se pueda prorrogar por cinco meses más si las condiciones sanitarias así lo ameritan», reveló la secretaria de Estado.

Deja un comentario

Deja un comentario