El Ministerio de Salud confirmó este martes la detección de un primer caso en Chile de lo que en el mundo se ha denominado como la «cepa británica» del coronavirus; variante que ha desatado preocupación global por su alto grado de contagiosidad, pero no así, necesariamente, por su letalidad.

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, detalló que se trata de una joven chilena que recientemente estuvo en el Reino Unido, y en su llegada al país viajó desde Santiago a Temuco, y hoy se encuentra en cuarentena en Panguipulli, Región de La Araucanía.

Su muestra PCR fue analizada por el Instituto de Salud Pública, que ayer lunes informó que detectó la mutación.

«Si bien sabemos hasta el momento que no es una cepa más agresiva, sí tenemos información de que se trataría de una variante que tiene mayor contagiosidad», recordó la autoridad, por lo tanto, «inmediatamente se tomaron todas las medidas de alerta, y esta persona fue trasladada al hospital de su comuna, para ser vigilada en forma estricta por personal de salud», consigna Cooperativa.

«También sus contactos estrechos están siendo trasladados al hospital para poder hacer una vigilancia estricta de seguimiento», añadió.

Asimismo, «la Seremi de Salud se encuentra localizando a los pasajeros del vuelo de Santiago a Temuco», a quienes Daza pidió que «tomen las medidas de aislamiento y se trasladen en forma urgente a un centro de salud para ser testeadas», y de tener un resultado positivo, sus muestras serán analizadas para determinar si su contagio corresponde a la nueva cepa.

«A todas las personas que viajaron en el vuelo 6833 de Iberia el día 21 de diciembre de Madrid a Chile, y a quienes viajaron el 22 de diciembre en el vuelo de Santiago a Temuco, que es el Jetsmart 281: contacten a la autoridad sanitaria local para poder llegar a hacer un seguimiento, y si es necesario, trasladarlos a un centro asistencial», exhortó.

Por este primer caso detectado, Daza anunció «una medida absolutamente transitoria», que consiste en que «todos los chilenos, extranjeros residentes en Chile, y extranjeros que ingresen a nuestro país deben mantener una cuarentena de 10 días» desde el jueves 31 de diciembre.

«Podrán levantar esta cuarentena si es que al séptimo día se realizan una PCR y el resultado sale negativo», precisó, apuntando además que toda persona que ingresa al territorio nacional estará bajo un programa de seguimiento.

Deja un comentario

Deja un comentario