Libro recoge la historia de la fruticultura en Chile y el mundo

Libro recoge la historia de la fruticultura en Chile y el mundo

Escuela de guías patrimoniales enseñará arte y turismo urbano
La nueva apuesta literaria de la Editorial de la Universidad de Talca
A dos años de inaugurada la sala Lily Garafulic son miles las personas que conocen su legado

Un recorrido de la fruticultura a través de la historia universal y de Chile hasta nuestros días, se encuentra en el libro “Frutales Cultura y Sociedad”, de los investigadores José Antonio Yuri y Pablo Lacoste, presentado en la Facultad de Ciencias Agrarias, en el contexto de una reunión técnica del Centro de Pomáceas de la Universidad de Talca.
La obra tuvo su inicio en un proyecto Fondecyt, que ambos autores postularon y se adjudicaron, y durante cuyo desarrollo surgió la idea de aglutinar en un libro toda la información recogida y otra adicional, en la que participó una veintena de investigadores de distintas áreas, como historia, arte, música, geografía y agronomía.
El libro, publicado por la Editorial de la Universidad de Talca que lo incluyó en su colección académica, tiene 460 páginas y está dividido en dos partes. La primera se refiere a frutas y frutales en la historia universal, con contenidos que giran en torno a la fruticultura en el ámbito bíblico y las frutas y frutales en el mundo homérico.
Arte de cultivar
En la segunda parte, se describen los frutales, sociedad y cultura en la historia de Chile a partir de los árboles productores de frutas europeos, traídos por los conquistadores. También hace referencia al arte de cultivar frutales: injertos de pomáceas, carozos, cítricos y nueces en Chile y Cuyo, entre 1750 y 1850. Finalmente, hay contenidos acerca de la fruta chilena en el mundo, con el desarrollo de la fruticultura entre 1930 hasta el posicionamiento actual.
José Antonio Yuri, director del Centro de Pomáceas, relató que “a medida que el proyecto avanzaba, iba saliendo información tan interesante, surgió una docena de papers y decidimos decididos hacer el libro. Yo me dediqué a revisar la parte técnica, revisé todos los capítulos y participé en seis de ellos directamente como coautor”. El académico agradeció, además, el apoyo de las empresas que contribuyeron al financiamiento de la obra.
Siete años
Una emoción muy grande dijo sentir Pablo Lacoste, por el término de un proyecto gigantesco que demandó siete años de trabajo y nació cuando él era académico del Instituto de Estudios Humanísticos “Juan Ignacio Molina”.
La idea era estudiar la historia de la fruticultura en Chile, pero no había antecedentes previos para entender por qué los españoles trajeron plantas y las cuidaron durante 400 años, sin que existiera un fin lucrativo. “Tuvimos que hacer todo un estudio para entender lo que ocurría en el punto de partida, o sea en Europa, en el Renacimiento y antes, en la Edad Media y en la antigüedad y nos fuimos remontando y escribiendo trabajos, muchos de los cuales se publicaron en distintas revistas académicas y nos vinculamos con expertos del mundo. Después surgió la idea de hacer el libro y convocamos a muchos de esos expertos para que escribieran los capítulos de su especialidad”, comentó.
“Chile puede exhibir hoy grandes resultados y números en relación a la fruta, pero detrás hay 3000 años de historia”, dijo Lacoste, quien hizo un paralelo entre el desarrollo de la civilización y cultura humanas y el cuidado de los árboles frutales.
La presentación de la obra estuvo a cargo de Francisco Prat, director del holding Chisa, ubicado en Angol. Para el 18 de agosto está contemplada la realización de un acto similar, en el Centro de Extensión del Campus Santiago, con Ronald Bown, presidente de la Asociación de Exportadores como orador principal.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0