Un hombre llegó de urgencia al Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso por una herida que tenía en su zona genital la que no pudo explicar su procedencia en su primer relato. Quedó detenido por sus antecedentes.

Los médicos lo ingresaron a pabellón y descubrieron que se trataba de una bala alojada en su escroto. Para justificarlo, el sujeto dijo que había sufrido un asalto en el Cerro Las Cañas, versión que de momento no fue posible acreditar, consigna Cooperativa.

Sin embargo, al dar cuenta de esto a la policía, estos determinaron que el hombre mantenía una orden vigente de captura por el delito de maltrato de obra a carabineros por lo que se procedió a su detención, luego de la operación testicular.

Se espera que el hombre pueda ser dado de alta para quedar a disposición de la justicia en Valparaíso.

Deja un comentario

Deja un comentario