Las carteras juegan un papel esencial en la vida, independiente del estilo o la moda que esté en auge. Y es que son productos que sobreviven el paso del tiempo y los cambios de tendencias. 

Sin embargo, las mochilas se están volviendo el accesorio preferido tanto para la oficina, como para el día a día. Por eso, a continuación, repasamos el por qué de la nueva popularidad que ha despojado a las carteras de un trono que, por décadas, les fue exclusivo.

Carteras vs. mochilas

Las carteras son consideradas una declaración de moda que lleva rompiendo y creando estilo por décadas. Por eso, no es de extrañarse que sea exactamente, en ellas, donde guardamos las cosas importantes. 

Y es que además de ser un accesorio de moda, es una pieza tremendamente útil y práctica, para cargar artículos importantes. Es por esto que, cuando se bromea sobre que nunca se sabe lo que se va a encontrar en la cartera de una mujer, se esconde mucho de verdad. 

En efecto, las carteras gracias a la infinidad de tamaños, materiales y estilos, se han vuelto el accesorio de turno para guardar las cosas más importantes: desde medicamentos, plata, cosméticos, hasta un iPad y comida. Por esto, no es de extrañar que por muchos años las carteras oversized se hayan ganado el corazón de muchos, principalmente por su funcionalidad.

Sin embargo, en los últimos años, las mochilas se muestran como un accesorio más práctico y versátil que las carteras. Pero, ¿cómo ocurrió este cambio en la moda?  

En un principio, las mochilas no contaban con diseños estéticos que mostraran elegancia y glamour, por ejemplo, para ir al trabajo. Pero, esto cambió gracias a las propuestas de múltiples diseñadores quienes comprendieron que, una mochila además de una bolsa práctica para los deportes, puede ser tendencia. 

Entonces, con unos ajustes en materia de materiales y estructuras, las mochilas se convirtieron en un accesorio chic para personas de todas las edades. De hecho, es posible adquirir estos bolsos con una impronta totalmente formal o con un estilo más casual, según la ocasión lo amerite. 

Y, no cabe duda que, a diferencia de la cartera, los compartimientos son mucho más prácticos y organizados para transportar todo lo que una jornada laboral requiere. 

¿Las carteras pasaron de moda?

La respuesta es no. Y es que, dentro de los accesorios funcionales, han estado siempre al tope de la lista. Simplemente, lo que ocurre en una evolución en su uso y diseño. Por ejemplo, hay carteras grandes que, al presente, cuentan con un compartimiento para notebook, a fin de adaptarse a las necesidades de sus usuarios más modernos. 

Sin embargo, cualquier otro tipo de cartera sigue siendo útil para transportar elementos más pequeños, para salir de paseo e incluso, para contar con maquillaje en una noche de gala. 

Deja un comentario

Deja un comentario