Este domingo se llevó a cabo la audiencia de formalización del carabinero Sebastián Zamora, acusado de homicidio frustrado luego de su presunta responsabilidad en la caída de un joven de 16 años al lecho del Río Mapocho el pasado viernes.

En la ocasión el séptimo Juzgado de Garantía determinó la prisión preventiva para el uniformado y un plazo de 120 días de investigación.

La resolución se dio luego que la fiscal a cargo del caso, Ximena Chong, entregara una serie de antecedentes e inconsistencias en el relato de Zamora.

De acuerdo a lo señalado por la persecutora, se trata de «elementos que configuran a nuestro juicio la conducta dolosa», ya que son «dicen relación con ciertas actuaciones posteriores desarrolladas por funcionarios de Carabineros, y actuaciones posteriores desarrolladas también, una en particular, por el propio acusado, señor Zamora», consigna 24Horas.

Chong continuó señalando que «a poco andar de los hechos, Carabineros incluso por vía de declaraciones de prensa da cuenta de que los antecedentes habían sido puestos a disposición del Ministerio Público».

Respecto a los documentos que Carabineros entregó a la PDI corresponden a «una minuta de entrega de detenido, un acta de información de los derechos del detenido, una declaración del carabinero Bryan Burgos Rivas, que después presta declaración en la presente investigación, una declaración del teniente Eduardo Fernández Camiroaga y una declaración del carabinero Sebastián Zamora Soto, además de un informe médico de lesiones de la víctima de iniciales A.J.A.A».

En ese marco, la fiscal Chong expuso que «la fiscal jefe de la Fiscalía de Flagrancia, Macarena Cañas, toma contacto con la jefa de la Brigada de Derechos Humanos (PDI), Carolina Namor, y le hace llegar la información sobre los llamados telefónicos que personal de Carabineros realiza a la Fiscalía a efectos, supuestamente, de dar cuenta de esta situación».

LLAMADOS

Según la fiscal, uno de los llamados es del propio imputado, señor Zamora, «quien indica al funcionario de la Fiscalía (…) para indicarle que tiene que entregar nuevos antecedentes y que esos nuevos antecedentes dirían relación con que precede a esta caída un eventual procedimiento de detención».

Agrega que «la enfermera que recibe a la víctima en la Clínica Santa María es clara en señalar que en ningún momento la víctima llega custodiada por Carabineros, y tampoco Carabineros ingresa a realizar ningún procedimiento. No obstante, el acta de entrega de detenidos, habla de la entrega de un detenido en dependencias de la Primera Comisaría de Carabineros a las 20:40 horas, figurando como aprehensores el teniente de Carabineros, Eduardo Fernández Camiroaga, y el carabinero Sebastián Zamora Soto», consigna 24Horas.

Suma además que «constaría un acta de información de los derechos del detenido (…) a las 19:35 horas. Sobre el rubro ‘firma del detenido’, se indica ‘hospitalizado’ suscrito por el propio imputado, el carabinero Sebastián Zamora Soto, y además el carabinero Bryan Burgos Rivas».

Además «se indica que el lugar de la detención habría sido la Clínica Santa María, en circunstancias que el informe de lesiones da cuenta que (la víctima) ingresó a la Clínica Santa María alrededor de las 23:30 horas. y la enfermera señala con claridad que no ingresó custodiado por personal de Carabineros».

Para el Ministerio Público, «una conducta posterior del imputado tiene a mediatizar y derechamente a procurar encubrir como una supuesta detención las circunstancias que rodean al acto homicida, cuestión que pedimos al tribunal tener en especial consideración en esta etapa».

AUDIOS

La fiscal señaló en la audiencia que «los audios dan cuenta, primero, de un llamado que lo que hace es informar a la Fiscalía acerca de un procedimiento consistente en la caída de una persona al lecho del río. Un segundo llamado del suboficial Silva, también de la Primera Comisaría de Carabineros de Santiago donde pide instrucciones respecto si le corresponde o no a Carabineros hacer el parte de estos hechos (…) Luego dos llamados del señor Zamora».

La primera grabación corresponde a las 21:09 horas, donde quien llama es el capitán Vladimir Ubeda Petersen, de la Primera Comisaría de Santiago, y lo hace por instrucciones del comandante Muñoz que corresponde al comisario, o jefe operativo de la Primera Comisaría de Carabineros de Santiago: «Como el tribunal pudo escuchar, habla de una persona que cayó al río y pide instrucciones. Indica que hubo una arremetida por parte de Carabineros para dispersar a los manifestantes y que ese es el contexto (…) indicando que la persona había sido trasladada a Clínica Santa María y que se encontraría en observación» señala Chong.

Luego agrega detalles sobre el segundo llamado, a las 21:29, donde Chong explica que «el suboficial Silva consulta, teniendo conocimiento ya de que era la Brigada de Derechos Humanos la que estaba a cargo, consulta si se le va a tomar o no una declaración a la víctima. Si el tribunal puede advertir, tanto en el llamado 1 como en el 2 funcionarios de la Primera Comisaría, donde supuestamente el imputado habría hecho entrega del detenido, no hablan en ninguna parte a las 21:09 y a las 21:29, de un procedimiento con detenidos, sino que solamente se da cuenta de un hecho», consigna 24Horas.

En el tercer llamado, que es el primero del imputado, Sebastián Zamora, a las 22:57 de este viernes, «se escucha desde el emisor del llamado, el señor Zamora Soto, una conversación con otra persona que entrega algunas instrucciones sobre lo que va verbalizando. En este caso le pregunta a qué hora ocurrió el hecho», relata Chong.

En esta conversación telefónica, Zamora dice que los hechos ocurrieron a las 19:30 horas cuando los funcionarios policiales efectúan «una arremetida» en contra del individuo porque «lanzaba objetos contundentes a los funcionarios».

«Posteriormente en esta grabación se puede escuchar cómo se le dan instrucciones en torno a este eventual delito de desórdenes públicos. Si el tribunal puede apreciar la versión que intenta entregar el imputado Zamora Soto al Ministerio Público, a sabiendas de que ya se había dado cuenta del hecho y de que ya existía una investigación en curso, no se condice con la descripción que el tribunal puede observar con la evidencia audiovisual que ha sido expuesta», sostiene Chong al respecto.

«No conforme con esta llamada, hay una cuarta llamada la segunda de Sebastián Zamora Soto, donde le consulta acerca del destino del detenido. Vuelve a insistir sobre las circunstancias de la detención, llama como funcionario de la 40 Comisaría (…) Este cuarto llamado, que es a las 23:30 horas, intenta reconstruir una supuesta detención realizada por un sargento de la S.I.P a las 20:40, nuevamente el imputado aparece en esta grabación haciendo consultas a una segunda voz masculina».

Por último, otro aspecto sobre el que hace hincapié Chong es que el adolescente no fue asistido por Carabineros, sino que fue por un grupo de civiles rescatistas.

Hay que recordar que, después de estas pruebas y videos presentados por el Ministerio Público, el 7° Tribunal de Garantía de Santiago acogió la petición de la Fiscalía y decretó prisión preventiva para el carabinero, quien fue imputado por homicidio frustrado.

Deja un comentario

Deja un comentario