Se anunció apertura del llamado a entidades desarrolladoras para presentar proyectos habitacionales y construir este primer semestre 35 mil nuevas viviendas y generar más de 90 mil nuevos empleos a nivel país, en 18 meses de ejecución, reduciendo en gran medida la cantidad de familias que recibieron subsidios hasta el 31 de diciembre de 2014 y que aún no logran ejecutar

El Intendente Regional, Hugo Veloso; el Seremi de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Sepúlveda; y el Director del Serviu, Omar Gutiérrez, comentaron la toma de razón por parte de Contraloría General de la República respecto del Decreto Supremo N°116, que regula el Programa Extraordinario de Reactivación Económica e Integración Social, y que convoca al sector privado al desarrollo y ejecución de proyectos habitacionales para atender la demanda de familias que no han podido aplicar sus subsidios, marcando la apertura oficial del proceso de postulación cuyo primer cierre será este 27 de febrero.
La iniciativa país -recientemente anunciada por la Presidenta Michelle Bachelet y la Ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball- busca iniciar durante el primer semestre de 2015 la construcción de 35 mil viviendas adicionales al programa regular del Minvu e insertas en proyectos bien localizados y que favorezcan la integración social.
También se trata de un programa enmarcado en la política contra cíclica que apunta a reactivar la economía, fortaleciendo la inversión del Estado ya que generará por espacio de 18 meses alrededor de 90 mil nuevos empleos en el área de la construcción a nivel nacional.

REGIÓN
“Este es un complemento de lo que informamos hace un mes, en el contexto de este plan extraordinario de reactivación económica en el ámbito de la vivienda social e integración. Este es un programa muy ambicioso que busca iniciar en 2015 la construcción de 3 mil nuevas viviendas sociales en el Maule para sectores vulnerables y de clase media, lo que significará reactivar la economía en el ámbito de la construcción, y la contratación de a lo menos 9 mil personas para enfrentar la desaceleración económica y construir condominios sociales con integración, para que sus vecinos puedan convivir digna y cómodamente en un mismo espacio”, comentó el Intendente Veloso.
Serán conjuntos que reunirán a familias de clase media y a otros vulnerables en un mismo vecindario y lo importante es que podrán compartir los mismos espacios públicos y los niños crecer con mayor nivel de integración, debiendo estar ubicados cerca de un colegio y de recintos de salud, contando además con áreas verdes y equipamiento urbano.
La distribución regional se realizará una vez concluida la etapa de evaluación de los proyectos, y su selección será de acuerdo a los cupos disponibles para cada región.
“El Maule nunca ha tenido un proyecto de integración social y hoy hablamos que los nuevos proyectos podrán contar que las empresas podrán captar a las familias que tienen un subsidio en la mano y que no han podido construir. La integración significa que sectores vulnerables con emergentes medios puedan construir y compartir sus espacios. Estos son vecindarios que reúnen espacios públicos comunes y que están cercanos a escuelas y recintos deportivos de calidad, para terminar con la segregación espacial que existe”, agregó el Seremi Sepúlveda.

INCENTIVOS
Este programa extraordinario es fruto del diálogo entre el Gobierno, el sector privado y el sector financiero, para ampliar y mejorar el acceso a una vivienda de calidad a miles de familias chilenas de sectores medios y vulnerables.
Se contempla importantes incentivos a aquellos proyectos que incorporen a familias con subsidios sin aplicar, lo cual permitirá darles una oportunidad real de transformar un certificado en una vivienda. Se consideran los beneficios entregados hasta el 31 de diciembre del 2014.
“El subsidio base es más cuantioso y se mejora en un 10 por ciento, mientras los proyectos en sí vienen financiados porque hay un incentivo a las empresas por captar la demanda de la gente para construir y de quienes tienen un subsidio en la mano. Esto significará mayor financiamiento para el proyecto y las familias tendrán un incentivo al pago oportuno de acuerdo al valor del crédito hipotecario de hasta 900 UF, con un beneficio que llega hasta el 15 por ciento. Sobre eso y hasta mil 200 UF, tendrán un incentivo del 10 por ciento del pago mensual del dividendo de ahorro. En conjunto, el proyecto contiene varios incentivos”, detalló el Director Regional del Serviu.
El primer cierre a la presentación de estos proyectos vence este 27 de febrero, mientras que el segundo concluirá el 20 de marzo.

Deja un comentario

Deja un comentario