La Lobesia botrana o “Polilla del racimo de la Vid”, fue declarada como Plaga Cuarentenaria en Chile – debido al daño fitosanitario que produce en los viñedos – con el objetivo de erradicarla. Sin embargo, para lograr este fin es necesario que, en las labores de vigilancia que realiza el Servicio Agrícola y Ganadero, se puedan diferenciar las pupas de esta plaga de otras especies asociadas a la vid en todos sus estadios, ya que existen otras especies de esta familia de insectos con características similares. De aquí surgió la necesidad de elaborar estas claves para descripción de los ejemplares que se encuentran en el campo, lo que fue plasmado finalmente en el documento denominado: “Descripciones de Caracteres Primarios de Pupas de Lobesia botrana y otras Especies de Asociadas a Vides”, con valiosas fotos de las pupas del insecto acompañadas de sus explicaciones técnicas.

“No fue sencillo realizar este trabajo”, explicó Lourdes Peralta, Jefa del Laboratorio Regional de Entomología del SAG en Curicó, y una de las autoras del documento, “tuvimos que criar varias larvas para obtener un número suficiente de ejemplares adultos que nos permitieran identificar caracteres que nunca varían y de este modo poder definir datos certeros”. En opinión de la profesional, en estado de adultos ya se conocían características, pero no así en pupas, por lo que con esta nueva investigación ahora en adelante sí es posible discriminarla con certeza.

Dada la trascendencia de este trabajo la profesional manifestó la importancia de divulgarlo y ponerlo a disposición de las personas interesadas en el tema, por lo que ya ha sido expuesto por la entomóloga en dos eventos nacionales de especialistas en el tema como el Simposio Internacional realizado en Temuco y el XXXI Congreso Nacional de Entomología, llevado a cabo en Santiago.

“Pensamos que teníamos material suficiente para hacer este tipo de documento como un aporte a divulgar los datos relevantes sobre estas especies a y sobre cosas que hemos podido llevar a cabo en el Laboratorio que no están publicadas en ninguna otra parte y que sirven de herramientas de diagnóstico no sólo para nuestra región, sino para universidades y otros organismos que se dedican a la detección de plagas”, expresó Lourdes Peralta.

Según fuentes del Laboratorio Regional de Entomología del SAG en Curicó, con la ayuda de este documento de descripción y las inéditas fotos impresas en este trabajo, cualquier persona interesada en estos temas podría identificar con una lupa una pupa encontrada en la corteza de las parras.

“De aquí en adelante, explicó Lourdes Peralta, con este esquema es posible – con una certeza del 90% – determinar qué especie está involucrada en el caso de encontrar un ejemplar en estado de pupa”, que es el estadio que no se conocía hasta el momento”, detalló la profesional.

Deja un comentario

Deja un comentario