La historia detrás de polémica fotografía de la cicatriz de una cesárea

La historia detrás de polémica fotografía de la cicatriz de una cesárea

Ex ministro Máximo Pacheco dictará clase magistral en la Universidad de Talca
Humectantes: opciones para una piel más suave
Cómo gestionar la innovación de manera exitosa en su empresa

“Había fotografiado el embarazo de esta madre que me contó el miedo que le daba tener una cesárea cuando naciera su bebé. La semana pasada, cuando llegó el momento, el parto se complicó y le tuvieron que hacer una cesárea de emergencia. Me pidió que fuera a hacerle esta foto sobre cómo su peor pesadilla había sido lo que había salvado su vida y la de su hija”.

Es el relato que acompañaba la imagen que compartió en Facebook la fotógrafa especializada en imágenes de maternidad Helen Carmina. Solo desde el post original, colgado el pasado 11 de agosto, ha sido compartida más de 65.000 veces. El comentario de la autora indicando que alguien reportó a Facebook como ofensiva la foto pero que no fue censurada por la red social acumula más de 27.000 “me gustas”.

“¿Qué tal fue el parto?” es una de preguntas a las que una madre responderá un millón de veces en el posparto. Y en ese diálogo hay una tendencia muy habitual. Si la respuesta es parto vaginal [seguido de batallita: da igual que fuera de un par de horas o de día y medio] el interlocutor suele añadir una frase del tipo “¡Qué campeona!” Si el bebé nació por cesárea, en cambio, la reacción tiende a ser un“Oh, vaya, pobrecita”, “¿Y eso?” o un “Bueno, lo importante es que estáis bien“.

Algunas mujeres a las que les practican una cesárea programada por indicación médica o una de urgencia por complicaciones en el parto sufren luego por ello. Una frustración que desde fuera puede costar entender (nos remitimos a ese “lo importante es que estáis bien”) pero que es una realidad.

Basta consultar foros o respuestas a textos como este del Club de las Malas Madres o este de El Huffington Post, en los que otras mujeres agradecen que se hable con sinceridad del dolor físico y psíquico y que se “cuente lo que nadie cuenta”. Es algo que también ocurre con otras situaciones relacionadas con la gestación no tan habituales entre los virales de maternidad: el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, hizo un post para apoyar a otras parejas que, como él y su esposa Priscilla Chan, han pasado por varios abortos naturales.

De ahí que esta fotografía, por resultar diferente y por tocar una situación delicada para madres y padres que han pasado por esa situación, se haya viralizado. Dice su autora que jamás hubiera esperado semejante repercusión. Pero no es lo único que le sorprende. Actualizaba su post original para hacer referencia a los comentarios que, por diferentes motivos, critican la difusión de la imagen: “Entiendo que todo el mundo tiene derecho a tener su opinión, lo único que pido es que los comentarios sean respetuosos y no hirientes. Si la foto no es de tu agrado escóndela”.

Fuente: ElPaís

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: