Por: Luis Edo.Marqués Silva de Balboa

Bajo las circunstancias que fueran, resulta muy lamentable para la ciudadanía el que sus representantes locales sean llevados de a uno para ser Formalizados por el sistema judicial por presuntos delitos que manchan la ética y la idoneidad de la comunidad e institución municipal.- Nada podrá ser de mayor alivio el que pronto la Fiscalía se desistiera de sus acusaciones y el manto de duda sobre dos ediles se disipe para siempre.-
La Alcaldía de Juan Castro deberá estar especialmente preocupada de esta y otras situaciones que comprometen las realizaciones evidentes que en el campo material o de infraestructura su gobierno han impulsado y concretado últimamente en la ciudad y que saltan a la vista.-
Cuando líderes afloran en la sociedad por el quehacer de sus negocios siempre se genera un ámbito gris entre ese éxito repentino y la función pública que tiene otra naturaleza y otro sentido.- La función pública es por sobre todo desinteresada y es la única forma en que como tal prospera y se asienta en el interés público, que jamás es ni puede ser coincidente con el interés personal.-
Los más destacados líderes de la cosa pública en la historia de Chile, a excepción de Diego Portales, nunca fueron comerciantes, actividad clásicamente reñida con el desinterés del servicio a los demás, el comerciante es por sobre todo un hombre que respira y vive por el lucro personal, no establece otra cosa que el trasvasije de dinero, compra barato y vende lo más caro posible.- Una simpleza a todo dar.- Así, hombres como don Eduardo Frei Montalva, don Jorge Alessandri, don Patricio Aylwin, (talvez el último) hicieron de la austeridad, su gran profesión.- Nada de andar mostrando plata o éxito económico, por el contrario, conducían su viejos autos y otros caminaban hacia su labor presidencial entre todos los ciudadanos.- El actual Presidente del Uruguay viaja en su auto de 1988, reside en su chacra a las afueras de Montevideo y no quiso usar la Casa Presidencial de la Nación.- El pueblo sabe respetar todo eso, se trata de gente que tiene un “ capital moral “ incontestable e imbatible.-
Alguien decía, la única autoridad real que existe sobre la tierra, es la de la autoridad moral.- Qué gran verdad, que dista mucho de todo lo que hoy acontece entre nuestros sistemas locales y nacionales de política y administración del bien común.-
Pero todo aquello tan triste que ocurre con nuestros dirigentes de baquelita, es más culpa nuestra que de nadie; el saber elegir es un atributo de la madurez.- Resulta evidente que no sabemos elegir y que nos dejamos llevar por imágenes cautivas que se nos venden con el marketing político y el dinero que en ello se invierte, ese dinero que todo los distorsiona, hace que se nos construyan como líderes gente de exquisita mediocridad y débiles valores y a todo nivel.- Creemos que alguien que tiene éxito en sus negocios personales ya está calificado para guiar por buen camino a todos los demás, somos impresionables como adolescentes y nos dejamos convencer como niños.- En este mundo de éxitos, exitistas y de imágenes, todo se confunde, todo se agota fácilmente y estos dioses de barro se nos desmoronan a vista y paciencia de nuestra decepción y estupor.-
No es solamente un tema de ser o no ser eficaz, sino de ser o no ser, lo que se dice ser.- La relación simple de la coherencia y la consecuencia.
No hace mucho un candidato a la presidencia de la nación quiso pasar por gasto electoral un par de calzoncillos de su uso personal ! Es esto concebible ?.-
Otros falsificaron firmas y le costó a una Notario su puesto como Ministro de Fe Pública.- Ahí se juntó el hambre con las ganas de comer, el engaño del político y la codicia de la Notario.-
Otro de los factores que incide en esto a nivel nacional, es el desconocimiento de las personas que van como candidatos.- Llegan a zonas donde nadie los conoce personalmente, así llegan políticos que son ultra conocidos por la televisión, pero con los que nadie a convivido.- Los afuerinos impuestos por el imperio de los medios de comunicación son mayoría en nuestra Región.- Coloma, Zaldívar, Gazmuri, con suerte conocían la plaza de armas de la ciudad de Talca antes de ser senadores.- No son apellidos ni familias de esta zona y punto.- Nunca vivieron aquí, no fueron a ningún colegio de aquí, etc.- La larga convivencia con los que nos representan es del todo esencial.- A nivel Municipal se ha extraviado la prestancia, tan relevante en la cosa pública, y abundan los egos inflados con el bombín del éxito material.-
La crisis de liderazgo es una de las más graves que puede vivir una sociedad, y sobre todo en una ciudad donde hubo grandes personajes públicos, desde los albores de la Independencia hasta hace poco; no dudo, y espero que las nuevas generaciones de talquinos vuelvan a dar brillo a una ciudad que fue enaltecedora de la vida pública y señera en su cultura social.-

Deja un comentario

Deja un comentario