La actividad económica del país registró una caída de 10,7 por ciento en julio, respecto al mismo mes del año anterior, que fue menor a lo esperado por el mercado en el marco de la pandemia de coronavirus, informó el Banco Central.

El ente emisor dio a conocer el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec), según el cual «la serie desestacionalizada creció 1,7 por ciento respecto del mes precedente y disminuyó 12,9 por ciento en doce meses».

El Imacec minero creció 1,4 por ciento, mientras que el Imacec no minero cayó 12,0 por ciento; mientras que en términos desestacionalizados, y con respecto al mes anterior, el Imacec minero aumentó 0,9 por ciento y el no minero lo hizo en 1,8 por ciento.

«El resultado del mes se vio impactado por los efectos de la emergencia sanitaria», afirmó el Central y consigna Cooperativa.

De acuerdo con el Indicador, las actividades más afectadas fueron los servicios, donde destacan las caídas de transporte, restaurantes y hoteles y servicios empresariales; y la construcción.

También se contrajeron, pero en menor medida, el comercio y la industria manufacturera.

La caída de 10,7 es menor a los esperado por los expertos consultados por el Banco Central, que en la respectiva Encuesta de Expectativas Económicas estimaban una retroceso de 12 por ciento para julio.

BRIONES ESPERA QUE CIFRAS POSITIVAS LLEGUEN A FINAL DE AÑO

Reaccionó el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, quien reconoció que es una caída «muy importante», pero destacó que es menor a lo esperado y también al desplome de 14,1 por ciento que sufrió la eocnomía chilena en el segundo trimestre de 2020.

Manifestó sus expectativas de que en este tercer trimestre igualmente haya «números negativos», pero «mejores que el segundo trimestre» y que ya para final de año lleguen «cifras positivas y la recuperación en 2021».

Deja un comentario

Deja un comentario