Como un importante logro fue calificada la acreditación por seis años de la carrera de Kinesiología que la Universidad de Talca imparte desde 2003, de acuerdo a la resolución sobre ese proceso, comunicada por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA). Anteriormente la carrera había sido acreditada por cinco años.

Para el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, Carlos Padilla, la nueva acreditación “nos llena de alegría, de orgullo y es una satisfacción absoluta que nos indica que cuando se sigue el camino correcto de hacer bien las cosas, cuando hay buenas prácticas, siempre se logran los propósitos finales que en esta caso es una acreditación por seis años”.

“Creo que la Escuela de Kinesiología, dirigida por Ramón Valdés y con un grupo de profesores de excepcional calidad, han logrado posicionar a Kinesiología como una carrera muy meritoria y con una calidad formativa de excelencia”, remarcó.

El profesor Padilla expresó que seis años “es casi el óptimo para una escuela muy joven, que compite con más de cien carreras de Kinesiología en el país. Además, en los últimos años ha estado siempre en los primeros lugares de los rankings y actualmente es tercera a nivel nacional. Por lo tanto, yo esperaba una acreditación de excelencia”.

Recalcó, asimismo, que todas las escuelas de la Universidad hacen esfuerzos, con el propósito de formar profesionales que puedan ejercer con la máxima calidad. En  el caso de Ciencias de la Salud, destacó que todas sus carreras están acreditadas y esta es una de las dimensiones en las que, a su juicio, se pueden apreciar los resultados de los criterios de enseñanza basados en el saber hacer y el cómo hacer, modalidad que se profundizó con el sistema de formación por competencias.

EN CORTO TIEMPO

En la línea de lo expresado por el decano, el director de la Escuela de Kinesiología, Ramón Valdés manifestó que la acreditación es un proceso de mejora continua que permite conocer fortalezas y debilidades. “Es un logro de nuestro desarrollo alcanzado en un corto tiempo, producto de un trabajo constante de muchas personas comprometidas con la formación de los futuros kinesiólogos”, sostuvo.

Al mismo tiempo, consideró destacable que en 13 años de trayectoria se realizaran dos procesos de acreditación, el primero en 2010, con cinco años, y ahora en 2015, en que se obtuvieron los seis años, “lo cual nos permite mostrar un avance importante y sostenido en nuestros procesos de desarrollo y compromiso con la calidad”.

“El logro alcanzado es el fruto del trabajo, de cada uno de los profesores, estudiantes y personal administrativo de la escuela, los cuales han asumido un compromiso con la carrera, la Facultad y la institución, pero más allá de ello, es un compromiso personal con la calidad. En resumen, es un reconocimiento a lo que se realiza día a día, para entregar la mejor formación profesional con un sello de calidad”, observó.

También los estudiantes manifestaron su alegría y la opinión de Paz Huiriqueo, de segundo año, refleja el sentir de sus compañeros. “Esto le da más prestigio, más credibilidad a la carrera. Es un reconocimiento a todo el trabajo que están haciendo profesores, funcionarios y alumnos y refleja también a los egresados y a quienes nos estamos formando. Una buena evaluación significa que las cosas se están haciendo bien y a los alumnos esto nos genera mucha felicidad y entusiasmo para seguir avanzando en nuestra carrera”.

Deja un comentario

Deja un comentario