“El actual contexto hídrico es de un 60% de menor precipitaciones; 16 centímetros menos de nieve; y bajo volumen de agua que tienen los embalses. A esto se suma una proyección para los próximos meses de altas temperaturas, lo que sin duda podría ser una catástrofe agrícola que afectaría a cerca del 70% de pequeños agricultores de la zona”, advirtió Carlos Diez, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Maule.

Debido a la preocupante situación, Diez llamó “a todos los regantes a tener conciencia y cuidado con el recurso, y a analizar bien qué es lo que van a sembrar”, además apuntó al Gobierno solicitando que se “empiece a pensar desde ya en una ayuda a pequeños agricultores debido a que la situación va a ser conflictiva en un futuro próximo”.

Por su parte, el asesor técnico de la Junta, Felipe Olivares, complementó lo dicho por Carlos Diez y aseguró que la actual situación que se ve en la región es muy “parecida al año 1998-1999, donde hubo racionamiento eléctrico”. “Al comparar este año con sequías recientes, como puede ser la del 2019-2020 o la de 1998-1999, nos deja muy cerca de la de 1998-1999”. Además mencionó que “Este año versus anteriores, el río va a tener caudales pequeños desde muy temprano”, agregó el asesor, entregando algunas cifras de la estación que él monitorea, en el Maule Sur.

Olivares proyectó que los “caudales máximos en verano serán en torno al 50%” y sentenció: “Vamos a terminar distribuyendo prácticamente la mitad del agua que el año anterior”.

En línea con las proyecciones entregadas desde la JVRM, el escenario podría complicarse desde noviembre siendo los meses de enero, febrero y marzo de 2022, los más afectados. Para las 250 mil hectáreas del Maule, se proyecta que con las acciones ligadas a las hidroeléctricas se podría llegar a acumular cerca de 230 millones de mts3, por lo que 37 millones de mts3 tendrían que salir desde la Laguna del Maule.

La Junta de Vigilancia ha llevado en los últimos meses adelante estrategias con distintos participantes de la cuenca para buscar hacer frente a esta situación. Una de ellas es un convenio de ahorro con las hidroeléctricas, donde a la fecha se tienen cerca de 180 millones de mts3 de agua acumulada.

Deja un comentario

Deja un comentario