Desde marzo, la Junji dispuso de un dispensador de agua purificada en los 62 jardines infantil clásico del Maule. Esto, producto de la iniciativa impulsada por el director regional, Adolfo Martínez; quien planteó la necesidad de fomentar el consumo de agua purificada en niñas, niños y funcionarias de las unidades educativas.

La pandemia obligó a suspender las actividades en los jardines infantiles, pero con el objetivo de cumplir el principal propósito de esta iniciativa, esta semana llegaron en formato de 5 litros a más de 5.083 niños y niñas usuarios de los 62 jardines infantiles clásicos, extendiendo la cobertura también a los programas alternativos como CECI, PMI y CASH, sumando así un total de 103 comunidades educativas en la región.

Esta iniciativa regional es inédita en el país. El director de Junji en el Maule, Adolfo Martínez, indicó que “buscamos fomentar en los niños, niñas y funcionarias de nuestros jardines infantiles, el hábito de consumir agua y lo hacemos proporcionando el insumo principal, de la más alta pureza

Martínez explicó que “no es sólo entregar un bidón de agua… con las actividades suspendidas en los jardines infantiles, hoy estamos adecuando el plan de promoción del consumo de este elemento llevando el agua hasta las familias, con un informativo elaborado por nutricionistas de Junji donde explican los principales beneficios de consumirla de forma habitual, en la dosis recomendada para niños y niñas”

La entrega se realizó en todas las unidades educativas de la región, que son administradas de forma directa por Junji en la región del junto a la canasta de alimentos Junaeb que cada 15 días entrega el Estado.

Deja un comentario

Deja un comentario