Una vez llegados los resultados de la alcoholemia en contra de Mario Flores, actual juez de policía local de la ciudad de Sagrada Familia, el Ministerio Público de Curicó en una audiencia pública procedió a formalizar cargos en su contra por el delio de conducción en estado de ebriedad simple, es decir, sin causar lesiones ni daños.Y es el imputado en junio pasado y en medio de un control selectivo del equipo Tolerancia Cero, se pudo constatar que transitaba en su vehículo bajo los efectos del alcohol.

Tras la formalización de cargos y cumpliendo a cabalidad lo que dispone la ley, se optó por la instancia procesal de suspensión del procedimiento debiendo cumplir ciertas obligaciones.

«Cumplía con los generales que son básicamente no tener antecedentes penales y suspensiones condicionales vigentes al momento de ocurrencia a los hechos, se procedió a formalizar y luego de ello se propuso al tribunal una suspensión condicional, la que fue aceptada y que en términos generales fueron dos años de suspensión de licencia y una donación de cien mil pesos a alguna institución de la comuna de Curicó», afirmó el fiscal Felipe Novoa.

De esta forma el imputado al cumplir con lo requisitos que señala la ley, fue objeto de una suspensión condicional por dos años la que de no cumplir podría complicar su situación procesal y tendría que ser llevado nuevamente ante un juez donde la fiscalía podría solicitar medidas cautelares más intrusivas en su contra

Deja un comentario

Deja un comentario