Probablemente son muchas quienes recuerdan el caso de Jeremy Meeks, quién se hizo mundialmente conocido hace un tiempo tras convertirse en el preso “más atractivo de Estados Unidos”

Esto, luego de que la fotografía que la policía le tomó durante su detención por robo a mano armada, en junio de 2014, recibiera miles de comentarios, los que en su mayoría alababan su apariencia física similar a la de un modelo profesional.

Tras pasar dos años en la cárcel, Meeks salió finalmente en libertad, tal como lo anunció a través de su cuenta personal de Instagram, red social en la que tiene más de 88 mil seguidores.

“Quiero dar las gracias a mi familia y a todos por su amor, apoyo y oraciones. Estoy conmovido y agradecido por lo que se avecina”, escribió en una imagen en la que aparece junto a su representante, Jim Jordan.

Y sin duda que aún le esperan muchas cosas, ya que está pensando seriamente en cambiar los asaltos por las pasarelas, gracias a una nueva carrera como modelo.

Según consignó el periódico español El País, el agente de Meeks señaló que le han llegado muchísima ofertas de trabajo para su representado. Una de las más importantes proviene deVersace, la famosa y prestigiosa casa de moda italiana.

Esta no es la primera oferta formal que recibe como modelo, ya que cuando llevaba apenas unas semanas como recluso, la agencia Blaze Models, de Los Ángeles, se interesó en él.

Jeremy Meeks, de 30 años, fue uno de los cuatro hombres arrestados en el verano de 2014 en la localidad de Stockton, situada en el Valle Central, en Estados Unidos, como presuntos responsables de varios tiroteos y robos. Fue condenado a 27 meses de cárcel, los que cumplió hoy jueves.

Durante más de 10 años era habitual verlo en los tribunales producto de sus delitos, aunque esto no fue impedimento para que lograra una enorme popularidad en redes sociales gracias a su rostro -de facciones marcadas, intensos ojos azules, pelo rapado e incipiente barba- y su trabajado cuerpo, el que está lleno de tatuajes pandilleros.

Deja un comentario

Deja un comentario