Jardines Junji atienden a mas de mil niños y niñas en la región del Maule

En la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI) la atención preescolar es una prioridad y pese a que en esta época la mayoría de las familias disfrutan de sus vacaciones, las madres beneficiarias que trabajan durante estos meses cuentan con la alternativa de que sus hijos e hijas puedan asistir a los veinte jardines infantiles clásicos que atienden a más de 800 lactantes y párvulos en el maule, con la particularidad de que siete de ellos trabajan con extensión horaria beneficiando a 140 menores y, por su puesto, JUNJI funciona con nueve jardines estacionales creados especialmente para las mujeres que trabajan en faenas agrícolas de temporada que atienden a 180 niños y niñas.

En esta fecha se refuerza el trabajo recreativo y lúdico en los jardines infantiles, apostando siempre a la calidad de la educación pero a través de juegos al aire libre, convirtiéndose en una alternativa muy valorada por las madres que deben trabajar.

La directora regional de JUNJI, Margarita Reyes Romero, acotó “durante esta temporada los jardines estacionales y jardines clásicos de JUNJI en verano atenderán en forma integral con educación, alimentación y bienestar a más de mil niños y niñas de toda la Región del Maule, con personal idóneo y capacitado para desarrollar metodologías atractivas, innovadoras desde el punto de vista educativo y recreativo, con el objetivo de ofrecerle a estos niños y niñas, espacios de aprendizaje y entretención mientras sus madres laboran”. Asimismo, destacó que los niños de estos Jardines Estacionales se ven tranquilos, alegres, realizando múltiples actividades que son bastante entretenidas, dinámicas y lúdicas, especiales para enfrentar estas vacaciones… se disfrazan, cocinan, realizan juegos con agua para refrescarse, etc.

“La jornada diaria consta de diferentes momentos educativos, dentro de los cuales se incluyen actividades pedagógicas planificadas, por ejemplo, se trabaja la temática de los animales y se invita a los niños y niñas a investigar, visitándolos en las cercanías del jardín, los conocen, los alimentan y después inventan cuentos o los pintan, en forma libre expresan las historias que van creando. Dentro de la jornada diaria están los denominados “momentos tranquilos” en el que se practica la lectura diaria, se caracteriza porque los párvulos eligen libremente el libro o revista que les interesa, en ocasiones la lectura es conducida por las tías y también por los propios niños quienes relatan los cuentos con apoyo de las láminas –fomentado en primer lugar la autonomía de los párvulos-. Los juegos más típicos son para desarrollar destrezas físicas de motricidad gruesa con la pelota, aros, cuerdas, etc. y para fomentar la motricidad fina se realizan horas destinadas al desarrollo artístico donde ellos pueden utilizar materiales como lápices, pinceles, pinturas, diferente tipo de papeles, plegados, entre otros” puntualizó la directora regional de JUNJI, quien resume de este modo la importancia del trabajo de los jardines estacionales y clásicos en este verano 2010.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *