El presidente de la Asociación de Isapres, Gonzalo Simón, precisó que las mujeres deben cambiarse de plan de salud para que se ratifique la eliminación de la diferencia de precios por género.

«Los contratos, una vez que quedan firmados, son acuerdos entre dos partes, y por lo tanto para poder modificarlos la persona tiene que, ya sea conversar con su isapre o con otra isapre y ver los productos que hoy existen, ver cuál es el que le resulta más conveniente, y en función de eso tomar la decisión de qué hacer», explicó en El Diario de Cooperativa.

En ese sentido, admitió que es menos probable que cada institución ofrezca a cada afiliada sumarse a la modificación al sistema, que partió el 1 de abril, por lo que pedirla por su cuenta «es lo que más le conviene a la persona si quiere agilizarlo. No obstante, hay que tener en cuenta que de abril en adelante entre la suscripción, y las mujeres que han hecho el cambio de plan son alrededor de 60 mil».

En el caso de las cargas familiares, Simón detalló que «va a depender de la composición interna del contrato si quedan iguales a la situación actual o les conviene la modificación».

El ejecutivo también destacó que este cambio no solo elimina la diferencia de precios entre hombres y mujeres, sino que también «simplifica el sistema, porque hasta esa fecha lo que había era que cada isapre establecía la tabla de factores, y por lo tanto, establecía la relación de precio no solo entre hombre y mujer, sino que además por edad».

De ahora en adelante, las instituciones llevan una sola tabla de factores, sin diferencia de precios por género, «y además es una forma de calcular los precios más sencilla, de tal manera que para las personas sea mucho más simple poder buscar o elegir la cobertura que más le resuelva sus necesidades».

Deja un comentario

Deja un comentario