Investigadores del Instituto de Ciencias Biológicas de la Universidad de Talca detectaron propiedades plaguicidas, insecticidas y herbicidas en seis especies de líquenes abriendo un gran potencial, de origen natural, para la industria agro frutícola, pero también descubrieron sustancias liquénicas útiles en el área de la salud como el tratamiento antiplaquetario.

La investigación se centró en seis especies de líquenes de la Región del Maule, pero que crecen en condiciones extremas desarrollando la capacidad de “sintetizar una gran variedad de metabolitos que les permiten vivir bajo condiciones extremas como periodos de sequedad, en altura, con frío, alta radiación solar, temperaturas extremas e incluso soportar estrés salino”, explicó Iris Pereira, doctora en Ciencias Biológicas de la UTALCA.

La liquenóloga adelantó que “se ha comprobado que los extractos de los líquenes poseen actividad insecticida contra la polilla de la manzana (Cydia pomonella), insecto que causa importantes pérdidas en el área  frutícola, especialmente en los cultivos de pomáceas”. Agregó que también se detectó “propiedades herbicidas contra Lolium multiflorum, una maleza extendida y de difícil erradicación de los cultivos de cereales y además con características alergénicas que afectan a las personas”.

Pero los hallazgos no solo se remiten a las propiedades insecticidas y plaguicidas de estos organismos pluricelulares “también se ha evaluado actividad antiplaquetaria de extractos crudos de líquenes cuyos resultados demuestran desempeños superiores a otras especies estudiadas en Europa”, señaló Pereira.

En el área médica, el doctor Rodrigo Moore-Carrasco, director del doctorado en Ciencias Biomédicas de la facultad de Ciencias de la Salud de la Casa de Estudios, añadió que “un grupo de patologías altamente prevalentes en nuestros tiempos son las enfermedades cardiovasculares (ECV), la dieta poco saludable, junto a hábitos sedentarios, entre otros factores, favorecen su desarrollo. Existen medicamentos ampliamente usados en el control y tratamiento de estas enfermedades, pero no están exentos de complicaciones o efectos secundarios no deseados”.

El facultativo puso de manifiesto que “se han realizado grandes esfuerzos por descubrir compuestos en la naturaleza que puedan tener un efecto positivo en las ECV, una de las dianas terapéuticas en este grupo de patologías son las plaquetas, estas son células pequeñas que en condiciones patológicas pueden contribuir a los eventos isquémicos. La búsqueda de compuestos naturales con efecto antiagregante, podría ser una alternativa al tratamiento clásico, disminuyendo los efectos adversos de los tratamientos convencionales”.

 

Trabajo interdisciplinario

Esta investigación, liderada por Iris Pereira del Instituto de Ciencias Biológicas,  fue desarrollada por un grupo multidisciplinario de la Corporación entre ellos los investigadores Leonardo Santos y Margarita Gutiérrez, del Instituto de Química, además de Rodrigo Moore e Iván Palomo de Tecnología Médica.

“El trabajo de la doctora Pereira indagó la capacidad de extractos de líquenes de inhibir la agregación de las plaquetas, lo que podría en el futuro ser una alternativa en el tratamiento complementario de enfermedades cardiovasculares con hiperactividad plaquetaria. Cabe destacar que los resultados son preliminares y falta una gran cantidad de experimentos que permitan demostrar su efecto e inocuidad en tratamientos”, indicó Moore-Carrasco.

 

Cáncer

Por más de 27 años la investigadora utalina se ha dedicado al estudio taxonómico y sistemático de los líquenes en el país, y en particular en la Región del Maule. Cuenta con diversas publicaciones especializadas y de gran impacto en el mundo científico.

Recientemente llevó a cabo un estudio conjunto con investigadores coreanos, plasmados en dos publicaciones científicas, demostrando que metabolitos de líquenes presentes en el país son capaces de controlar líneas de células de cáncer al pulmón y al colón rectal.

Subrayó que “los metabolitos encontrados en estos líquenes de Chile, habían sido identificados previamente en otros líquenes, pero nunca se había demostrado su actividad biológica frente a estas líneas celulares de estos dos tipos de cáncer”.

“Estos estudios demuestran claramente que se debería avanzar en desarrollar muy prontamente un grupo de carácter multidisciplinario, donde esta vez se incluyan biólogos (taxónomo), químicos, biólogos moleculares y médicos que permitan entender los mecanismos moleculares y químicos de los modos de acción de estos productos, para el control de estas enfermedades”, dijo Pereira.

Por su parte, el doctor Moore puntualizó que “la búsqueda de productos inocuos o con escasos efectos secundarios es sin lugar a dudas una de las ventajas comparativas que tiene la obtención de compuestos activos desde la naturaleza”.

 

Bioindicadores

Es importante mencionar que los líquenes son organismos pluricelulares constituidos por un alga y un hongo que viven en asociación simbiótica. Con alta resistencia a condiciones ambientales adversas crecen y se desarrollan sobre rocas o la corteza de los árboles. Son muy sensibles a la polución ambiental por lo que se han propuesto como “bioindicadores” ya que disminuyen su población y diversidad en ambientes contaminados. Además, investigaciones internacionales reconocen en las sustancias liquénicas propiedades antibióticas.​

Deja un comentario

Deja un comentario