El director del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, Alexis Kalergis, trabaja desde enero en la formulación de una vacuna que podría combatir el coronavirus, que a la fecha registra 10 casos confirmados en el país.

El investigador también se ha encargado de desarrollar un eventual método de inmunización del virus sincicial, por lo que ha implementado su experiencia con esa patología en el caso del Covid-19.

Kalergis explicó a Las Últimas Noticias que ambos «están envueltos y en esa envoltura tiene unas proteínas que van cambiando para que el sistema inmune no los reconozca».

«La formulación es equivalente a la del virus sincicial. Eso te traduce en generar una vacuna recombinante, que no tiene el coronavirus. Tiene secciones de su ADN. Lo mismo hicimos con el sincicial y el metapneurovirus. Sabemos que esa formulación es segura», enfatizó.

Hasta el momento, junto a su equipo se mantienen en la primera fase del desarrollo de una vacuna, pues solo tienen listas las bases de un prototipo que pretenden elaborar en dos o tres meses.

«Tenemos el plano de la vacuna, ahora hay que construirla. Identificamos todo lo que comenté de las proteínas, identificamos las que cambian y no cambian en el coronavirus. Además, sabemos los elementos a los que podemos atacar», adelantó el académico.

Dificultades para su manufactura

Respecto al contenido de una eventual vacuna, Kalergis enfatizó que solo utilizarán la secuencia del virus que entregó la OMS a servicios de salud alrededor del mundo.

«Es una parte del virus idéntica a la original, pero no es real. Eso basta para que el sistema inmune se entrene para atacar al virus cuando llegue de verdad», explicó.

Sin embargo, el investigador reconoció que los estudios preclínicos y clínicos –pruebas en animales pequeños y humanos, respectivamente- y la posterior manufactura GMP (Good Manufacturing Practice) requieren recursos considerables, en este último caso, un gasto indispensable para conseguir que la FDA de Estados Unidos valide el método de inmunización.

La presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, señaló que Chile podría pasar el invierno completo sin la vacuna, pero prevé que podría llegar al país el próximo año, aunque desde el extranjero.

El académico detalló que en el caso de EEUU, por ejemplo, al momento de una crisis global como esta, el Estado pide que los científicos planteen alguna vacuna en desarrollo que sirva para aplacar el virus, y la más viable tiene el «apoyo inmediato» del centro de investigación estatal National Institutes of Health.

Deja un comentario

Deja un comentario