Proyecto es liderado por el Laboratorio de Investigaciones Tecnológicas en Reconocimiento de Patrones, del Departamento de Computación e Informática de la U. Católica del Maule, y cuenta con el apoyo de Fondef.

Los expertos afirman que uno de los aceites de oliva de mejor calidad del mundo es el producido en Chile, y así lo exhiben diversas medallas y reconocimientos internacionales para este sector, el cual en lo que va de 2015 representa un total de 18 mil toneladas de producción -20 por ciento más que 2014- con ingresos que superan 15 millones de dólares en exportaciones.
Son más de 25 mil hectáreas las destinadas a la producción de aceite de oliva en el país, según las estadísticas publicadas por la Asociación de Productores de Aceite de Oliva ChileOliva, http://www.chileoliva.cl/files/BS_1_2015, sector que se vería potenciado con los resultados que obtenga el proyecto de investigación de la U. Católica del Maule titulado “Estimación del Contenido de Aceite en base a Tecnologías no Destructivas”.
Desde el Laboratorio de Investigaciones Tecnológicas en Reconocimiento de Patrones del plantel, con apoyo del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico -FONDEF IDeA en 2 Etapas del concurso 2915-, el equipo científico liderado por el Dr. Marco Mora, del Departamento de Computación e Informática UCM, se adjudicó cerca de 150 millones para desarrollar esta mejora tecnológica.
Al respecto, el vicerrector de investigación y postgrado UCM, Dr. Víctor Monzón, comentó que la iniciativa para la Universidad “es muy importante, pues es un claro apoyo que nos da CONICYT al desarrollo de esta línea de investigación que dirige el Dr. Marco Mora y su equipo. Este proyecto no sólo tiene mérito en la adjudicación como haber sido el sexto aprobado a nivel nacional y el único de la Región el Maule, sino que además vincula claramente la investigación que hacemos en la UCM con las necesidades de la región, la cual necesita potenciarse productivamente y competitivamente a nivel nacional e internacional”.
Sin destruir la oliva
“Con este proyecto construiremos un sistema que podrá -sin destruir la oliva-, estimar de forma automática y sin residuos contaminantes el contenido del aceite, parámetro que es fundamental para determinar el momento de cosecha de las olivas aceiteras”, comentó el Dr. Mora.
En la actualidad, una primera forma de determinar el momento de la cosecha es a través de métodos organolépticos y de la inspección visual del fruto, los cuales requieren de un especialista con un alto grado de subjetividad. Además de lo anterior, se realizan extracciones de aceite mediante el estándar SOXHLET, el cual corresponde a un método químico muy preciso, pero de un costo que no permite sondeos extensivos, y que genera residuos que son contaminantes.
El proyecto consiste en estimar el contenido de aceite de olivas en función de una combinación de información en el espectro visible y el infrarojo cercano, considerando para su desarrollo la compra de equipamiento cercano a los 60 millones de pesos para investigación en alimentos y frutales.
“Este equipamiento se podrá aplicar a nuevos problemas similares generando un enorme impulso a la investigación en la universidad”, puntualizó el director del proyecto.
Para la industria nacional los resultados son importantes, “pues podrá contar con una tecnología no invasiva, que permitirá estimar con precisión el contenido de aceite y determinar de forma más objetiva el momento de la cosecha. Es importante mencionar que si se dispone de esta tecnología, los productores nacionales de aceite de oliva podrán contar con una herramienta que permita mejorar la calidad de aceite de oliva producido y competir con mayores ventajas en el mercado internacional”, recalcó el investigador.
La iniciativa UCM-Fondef considera dos etapas de desarrollo donde participan, además, el director alterno del proyecto, Claudio Fredes y Dr. Marcos Carrasco, del Departamento de Ciencias Agrarias UCM; y el Dr. Lisandro Roco, del Departamento de Ciencias Forestales.

Deja un comentario

Deja un comentario