Ante las sustracción el pasado lunes de 40 dosis de la vacuna Sinovac en Curicó, específicamente en el Vacunatorio Cesfam Miguel Ángal Arenas López, el intendente Juan Eduardo Prieto, se trasladó al sitio donde acontecieron los hechos y sostuvo que “hay vacunas para todos. Esto es un hecho fortuito. El Gobierno seguirá trabajando y seguiremos reuniéndonos y revisando el tema de seguridad donde Carabineros y PDI han sido rigurosos recorriendo y haciendo rondas en todos los puntos. Tenemos cerca de 400 puntos de vacunación en la región y seguiremos adelante con este proceso”.

El líder regional, destacó que -hasta el incidente- el trabajo en conjunto con seremis, gobernadores, directores de servicios y 30 alcaldes se realizó sin contratiempos y de manera satisfactoria, algo evidenciado en las más de 56 mil personas inmunizadas en menos de una semana. En el proceso de inoculación masiva es importante el trabajo de los municipios a fin de garantizar la integridad de las vacunas, es decir, mantener bajo llave las dosis y personal de resguardo permanente.

“NO TIENEN EFECTO”

Por su parte, la seremi de Salud, Marlenne Durán, aclaró que lo sucedido no afectará el proceso de vacunación. La autoridad también confirmó que se instruirá un sumario administrativo y se pondrán los antecedentes a disposición de la Fiscalía.

“Quiero recalcar que las vacunas al perder la cadena de frío no es un proceso seguro. El proceso seguro de vacunación es solamente en los establecimientos autorizados para esto y con los profesionales idóneos capacitados para esta vacunación. Esto fue solamente por hacer daño, porque no tiene un efecto en las personas, ni serviría para ser vendida por perder la cadena de frío”, dijo Durán.

Deja un comentario

Deja un comentario