Se instaló una nueva estación de referencia satelital del Río Longaví, en el sector El Castillo, aguas arriba del Río Bullileo en la precordillera del Maule sur. Así informó la Junta de Vigilancia del Río Longaví y sus Afluentes (JVRL), quienes llevaron adelante este proyecto, junto a la Universidad de Chile.

Antes de la estación satelital El Castillo no se tenían “online” antecedentes del comportamiento natural de la cuenca en términos de aguas, lo que ahora se logra con la estación instalada en el Río Longaví, ubicada en la confluencia de éste con el Blanco. Así comentan desde la Organización a cargo.

“La transmisión de esa estación permite definir con horas de anticipación el caudal con el que podremos operar en las horas siguientes en la distribución de aguas de los canales. Lo que permite incluso dar aviso de alguna contingencia, como escases, lluvia o crecidas. Es un instrumento que esperamos hace mucho, lo incorporamos dentro del proyecto y fue instalado recientemente con éxito”, puntualizó el Gerente de la JVRL, Lisandro Farías.

Conexión al servicio del riego

Con esta nueva estación, la red del Longaví consolida a lo menos 3 sistemas de telemetría complementarios operando en paralelo: de la Dirección General de Aguas, que revisa y tiene transmisión satelital de cordillera, el Embalse Bullileo y Ríos Longaví y Bullileo; con el proyecto nival en el Maule y ésta última en El Castillo; además de la plataforma propia, que es la telemetría en las bocatomas de los canales. Existen sensores en distintos lugares del territorio que permiten operar de mejor manera la red hídrica.

Los que quieran consultar por el estado de cada estación pueden hacerlo, mediante una clave que la JVRL mantiene y que está disponible para los interesados. Para ello, es necesario tomar contacto con la oficina al fono 732462676.

El agro en pandemia

Las tareas que realizan desde la JVRL, están asociadas principalmente al mundo agrícola. Por lo tanto, al inicio de la pandemia se estaba cerrando la temporada anterior y luego se avanzó en áreas de preparación de proyectos y mantención de la red.

Ahora, al inicio de la temporada de distribución de aguas 2020-2021, la JVRL espera enfrentarla con las complejidades que esto trae y salir adelante. Para ello se ha advertido la necesidad de continuar con las operaciones, mediante el anuncio de temporada esencial y así también la posibilidad de emitir salvoconducto, con lo que se ha podido desarrollar  las tareas en normalidad dentro de esta emergencia sanitaria.

Deja un comentario

Deja un comentario