El proyecto de ley de eficiencia energética impulsada por el Ministerio de Energía inició su tramitación en el senado. El objetivo del proyecto es aumentar la seguridad energética, y la productividad y competitividad de la economía, mejorando la calidad de vida de las personas y contribuyendo con el desarrollo sostenible del país.

Según especificó la ministra de Energía, Susana Jiménez, para lograr dichos objetivos, la propuesta legal pretende, a través de instrumentos económicos y regulatorios, acelerar el cambio cultural en torno al buen uso de los recursos energéticos, alineando los intereses de la política pública con los intereses privados para que tomen las mejores decisiones, que generen tanto beneficios privados como externalidades positivas a la sociedad, derivadas del buen uso de los recursos energéticos.

Entre los beneficios que traerá la propuesta de ley, la ministra Jiménez anunció que “permitirá generar un 7% de ahorro de energía con respecto al consumo final al 2035”. En ese contexto, dichos ahorros equivaldrían a 2.400 y 3.484 millones de dólares a los años 2030 y 2035, respectivamente. Del mismo modo, los ahorros de energía proyectados se traducen en una reducción de emisiones de CO2 de 4,64 y 6,8 millones de toneladas a los años 2030 y 2035, respectivamente.

Bajo este escenario de reducción de emisiones, el proyecto de ley aportaría un 27% a las metas propuestas en el plan de mitigación de gases efecto invernadero del sector energía.

Deja un comentario

Deja un comentario