Lo habían anunciado hace meses y hoy, justo el cuando se vencía el plazo, sectores de la oposición ingresaron a la Cámara de Diputados una acusación constitucional en contra del exministro de Salud Jaime Mañalich por su manejo en la pandemia del Covid-19.

La ofensiva, impulsada por la diputada de Comunes Claudia Mix, reunió las diez firmas necesarias, incluyendo a diputados del PC, Frente Amplio, PR y PPD. Así, el libelo acusatorio, que tiene una extensión de 50 páginas, se presentó justo el día que se cumplieron tres meses desde la salida de Mañalich del cargo.

En el texto se acusa al exsecretario de Estado de haber vulnerado “gravemente los derechos constitucionales a la vida e integridad física y psíquica de miles de personas en la República” y “los principios constitucionales de probidad y publicidad”.

Así, se enumeran una serie de episodios para argumentar estos dos puntos. Respecto a lo primero, se acusa que hubo una falta de preparación y que “el ex ministro Mañalich contaba con amplias atribuciones y facultades para adoptar las medidas adecuadas para el resguardo de la salud de la población, cuestión que se omitió, con el resultado de miles de contagios y muertes que pudieron ser evitadas”, consigna La Tercera.

De igual manera, se acusa que los anuncios del gobierno generaron confusión y aglomeraciones, además de la falta de un plan de trazabilidad y que hubo medidas de aislamiento insuficientes e inoportunas.

La acusación constitucional, en todo caso, no concitó apoyo ni del Partido Socialista, ni de la Democracia Cristiana, desde donde advirtieron que el libelo se presentaba a destiempo. En ese sentido, en la centroizquierda algunos transmiten que la ofensiva se podría transformar en una nueva derrota opositora.

“Reitero mi llamado a las bancadas del PS y de la DC, que no se sumaron a las firmas, para que sí apoyen en la sala esta acusación”, dijo hoy la diputada Mix ante las aprensiones.

El diputado DC Matías Walker señaló que “como todas las acusaciones, vamos a analizarla en su mérito”. Sin embargo, el jefe de bancada de ese partido, Daniel Verdessi, indicó que “esto produce un incordio en relación a la acusación constitucional contra el ministro Víctor Pérez, no puede condicionar una a la otra (…). Nos hace pensar que estamos haciendo acciones que no van en un sentido coordinado de la oposición, por lo tanto, no estaremos disponibles para esta acusación”.

De hecho, en la DC transmiten que siguen trabajando en un escrito acusatorio en contra del ministro del Interior por su manejo respecto al paro de camioneros. De todas formas, es un tema que pretenden analizar hoy en la reunión de bancada del partido, ya que existe una discusión sobre si presentar el libelo antes o después del plebiscito.

Sobre esto, de hecho, el diputado PS Juan Luis Castro sostuvo que “estamos abiertos a la alternativa, pero siempre que sea todo posterior al 25 de octubre”.

Por otro lado, en el gobierno y en Chile Vamos cuestionaron la ofensiva opositora. El ministro de la Segegob, Jaime Bellolio, afirmó en Canal 13 que “las acusaciones constitucionales serán el triste legado de una oposición fragmentada”, mientras que el jefe de bancada de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, aseguró que “es un disfraz para disimular las peleas internas de la izquierda”.

Zúñiga y Daza señalan que “no hay fundamentos”

“Fue presentada a última hora, y eso habla de que no había ninguna justificación para hacerlo. Aquí tenían todo un plazo y pudieron haberlo hecho desde el primer día si es que tenían los fundamentos para una acusación constitucional», sostuvo esta mañana el subsecretario de redes asistenciales, Arturo Zúñiga, en Radio Duna, refiriéndose al líbelo presentado contra el ex ministro de Salud Jaime Mañalich, justo el día en que vencía el plazo para entregarlo.

La acusación, impulsado desde Comunes y que contó con firmas de otros partidos del bloque, así como también de diputados independientes, del PPD y del PR, acusa al ex ministro de “al haber colocado en riesgo la vida y la salud de la población” y del “ocultamiento de datos y faltas a la probidad administrativa”.

Al respecto, Zúñiga sostuvo que al haberse presentado el ultimo día “habla por sí mismo de que no hay ninguna razón para hacerla”.

“Y en vez de estar legislando parte de la oposición, con proyectos por ejemplo como la reforma a fonasa – que le entrega una garantía a la ciudadanía para poder realizarse cirugía en un plazo máximo – se dedican a presentar acusaciones sin fundamento”, argumentó, sosteniendo que la trazabilidad – que en el líbelo se le acusa que no contaba con un plan – comenzó el 18 de marzo.

“No se puede decir que no se hizo trazabilidad, obviamente el foco estaba puesto en la reconversión de camas de cuidado intensivo, pero el trabajo viene realizándose desde el primer mes de esta pandemia”, agregó. “Esta acusación carece de total fundamento”, consigna La Tercera.

En esta misma línea, esta mañana la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, también se refirió al tema en Radio Cooperativa.

“Aquí no hay ningún fundamento en la acusación constitucional contra el ministro Mañalich», sostuvo. «Desde el día uno el ministro, incluso mucho antes de que partiera la pandemia se creó un plan Covid-19 de prevención, de promoción, y se trabajó en una red asistencial que ha permitido dar respuesta a la atención de todos los pacientes”.

Deja un comentario

Deja un comentario