El Instituto Nacional de Estadísticas anunció que el Censo de Población y Vivienda cuya realización, según la programación actual, debía ser en abril 2020, será postergado hasta marzo del 2023, como consecuencia de las dificultades por la pandemia del coronavirus.

Mediante un comunicado, explicó que «por efecto del Covid-19, la programación de actividades de preparación contempladas para el año 2020 no pudieron ser realizadas o debieron ser reformuladas, lo que generó modificaciones tanto el presente año como en 2021, lo que impide mantener la recolección censal para el 2022».

El organismo a cargo de las estadísticas oficiales del país detalló que la preparación de un censo «requiere la realización de una serie de actividades y pruebas técnicas sucesivas, tanto para definir y ajustar la forma de acercamiento a la población, como el funcionamiento del cuestionario, tecnología, calidad de los datos, entre otros aspectos», consigna Cooperativa.

«Dichas actividades culminan con la realización de un censo experimental, que es un ensayo general del funcionamiento de los sistemas y procedimientos de empadronamiento, procesamiento y difusión», ante del Censo oficial, complementó.

Por ello, «en la decisión fueron determinantes la necesidad de contar con el tiempo necesario para la correcta preparación del Censo y el resguardo de la salud y seguridad, tanto de la comunidad como de quienes se desempeñarán como recolectores censales».

El INE aseguró haber considerado las recomendaciones de organismos internacionales en la materia y de otras oficinas estadísticas de Latinoamérica y de Europa, que «también han visto alterada la ejecución de sus censos», y afirmó que continuará su trabajo, pero «adaptando los procesos de acuerdo al desarrollo de la contingencia sanitaria».

Deja un comentario

Deja un comentario