El incendio forestal “Agua Fría” que comenzó el pasado 9 de febrero y a la fecha ha afectado más de 5.000 hectáreas de vegetación, de las cuales al menos 800 hectáreas corresponden a bosque nativo, se convirtió en una amenaza latente para el Radal Siete Tazas debido a que se encuentra a 8 kilómetros del parque nacional.

Es por ello que la Corporación Nacional Forestal (Conaf) decidió cerrar temporalmente el parque, ubicado en la comuna de Molina, al tiempo que se realizaba la evacuación de 150 familias de de los sectores El Toro y Radal como prevención.

«Hemos tomado la medida de cierre del parque como protección de los visitantes que pudieran llegar a los distintos sectores de la unidad y a los senderos. Producto de la humareda y de la inversión térmica, hay una densa capa de humo que afecta la visibilidad, pudiéndose entonces registrar algún accidente por parte de los turistas», explicó el director ejecutivo de Conaf, José Manuel Rebolledo y consigna Cooperativa.

El cierre se mantendrá según Rebolledo hasta que las condiciones de seguridad para los visitantes sean las apropiadas. Por su parte, el intendente subrogante de la región, Felipe Donoso, explicó que han sido afectadas casi a las cinco mil hectáreas, 40 kilómetros de perímetro del incendio. “Tenemos fuego cercano a las casas, pero sin amenazar a ningún inmueble”, destacó.

Deja un comentario

Deja un comentario