La iniciativa que se desarrolló en su novena versión, tuvo como eje central el surgimiento de liderazgos post terremoto y las acciones a desarrollar a partir de la emergencia y reconstrucción.

Ensayos, solicitudes concretas a autoridades, proyectos de formación sobre derechos civiles y, en suma, una concentración de miradas críticas e informadas respecto del rol de la ciudadanía y su interacción con el Estado y el Mercado; fueron parte de los logros de la novena versión de la Escuela de Líderes de Ciudad (ELCI), un programa de formación para la acción ciudadana, impulsada por SUR Corporación de Estudios Sociales y Educación, que desde el año 2003 se desarrolla en forma continua en Talca, en convenio con la ONG Surmaule.

En el marco del programa anual 2010 de la Escuela, denominado “CIUDADANÍA Y RECONSTRUCCIÓN”, la ELCI desarrolló el Curso “Ciudad, una [re] construcción participativa”, convocando especialmente a líderes emergidos luego del terremoto del 27 de febrero, en su propósito de renovar y generar liderazgos sociales para incidir con voz propia en los procesos de cambio y desarrollo de la ciudad de Talca. Fueron cerca de treinta los ciudadanos y ciudadanas que participaron en el proceso, iniciado en octubre de este año y que finalizó con la presentación de trabajos desarrollados por los propios alumnos, los que versaron sobre diferentes temáticas relacionadas con sus propias organizaciones.

La solicitud concreta de una sede para la Agrupación de Mujeres Maulinas y gestionada directamente con el alcalde de la comuna; ensayos críticos sobre los actores sociales en la actualidad; reflexiones sobre la mercantilización de la mujer en el mundo del trabajo, y propuestas de formación ciudadana para incidir en el proceso de reconstrucción; fueron parte de los trabajos realizados por los alumnos y alumnas de la versión 2010 de la escuela; todos tendientes a profundizar la comprensión de las relaciones entre actores del Estado, del mercado y la sociedad civil; la toma de decisiones en el marco de las políticas públicas y, principalmente, comprender las variables detrás del proceso de reconstrucción.

Esa es la razón por la cual este año la ELCI puso especial atención en el Movimiento Talca con Todos y Todas, expresión espontánea de la ciudadanía y surgida a partir de los eventos de febrero pasado. “Somos hijos de la exclusión”, expresó un certero Guillermo Retamal, Secretario Ejecutivo del organismo, e invitado especial al cierre de la escuela. Con estas palabras, el vocero se refirió a las razones que les motivaron a unirse y conformar un frente común para incidir en el proceso de reconstrucción y ser contraparte válida de las autoridades que deben dirigirlo. Guillermo Retamal hizo una especial llamado a estos nuevos líderes a sumarse al movimiento y conformar entre todos y todas una fuerza que permita transformar el desastre en una oportunidad para los ciudadanos/as.

Deja un comentario

Deja un comentario