El Ministerio Público pone este viernes a disposición de la Justicia a Hugo Bustamante como el único suspechoso del crimen de Ámbar Cornejo, la adolescente de Villa Alemana que llevaba una semana desaparecida y cuyo cuerpo fue hallado ayer en la casa que compartía el presunto homicida con la madre de la menor, Denisse Llanos.

Preliminarmente, Bustamante, que estaba en libertad condicional desde 2016 -tras 11 años en la cárcel de una pena de 27 por un doble homicidio-, será imputado por homicidio calificado.

Previo a la audiencia, la Fiscalía evalúa realizar sólo el control de detención de Bustamante y solicitar que se amplíe el plazo de la detención, para poder recabar más antecedentes que permitan establecer si le cabe responsabilidad a la progenitora de la adolescente, antes de realizar la formalización de cargos en tribunales.

El Gobierno se ha hecho parte del proceso con una querella, mediante la Intendencia de Valparaíso, lo mismo que la Defensoría de la Niñez, el municipio, el Sename y el papá biológico de la menor, Ulises Cornejo.

La audiencia del Juzgado de Garantia de Villa Alemana inició -de forma telemática- pasadas las 11:00 horas, pero en sus primeros momentos fue suspendida debido a que se declaró el abandono de la defensa de Bustamante: el acusado había informado que contaría con un abogado de confianza, pero este no compareció.

El tribunal determinó, a partir de las 11:30 horas, un receso en principio de dos horas para que la Defensoría Penal Pública pudiese tener los antecedentes a fin de asumir la representación; ocurrido ello, la audiencia se retomó alrededor de las 14:30 horas.

Al comienzo, el Sename había solicitado que la audiencia se llevara a cabo de forma privada, por tratarse de una víctima menor de edad, pero la jueza rechazó la petición debido al interés público que ha generado este caso y porque la instancia de hoy aborda asuntos procesales de forma.

De acuerdo con la información conocida hasta ahora, Ámbar fue hasta la casa donde vive su madre con la pareja de esta, Bustamante, a buscar el dinero de la pensión alimenticia que le enviaba su padre biológico.

En ese marco fue que la menor «habría tenido una discusión con el imputado»; posterior a ello, «la madre salió del domicilio y no tuvo más conocimiento al respecto; y en ese momento el imputado le habría dado muerte», según la fiscal María José Bowen, consigna Cooperativa.

El director de la Policía de Investigaciones, Héctor Espinosa, sostuvo que Bustamante «no cooperó con las diligencias» y, en principio, Llanos, «con un silencio cómplice, no entregó ninguna información». Bustamante está detenido en un cuartel de la PDI, mientras que Llanos, de momento, sólo se encuentra en «calidad de testigo».

Una vez que se confirmó el hallazgo de los restos de la menor, Llanos acusó a Bustamante como el responsable; en tanto que ella, de momento, no está detenida y se encuentra en «calidad de testigo», según la Fiscalía.

En tanto, una masiva manifestación se registró ayer tras confirmarse la muerte de Ámbar: personas cercanas y vecinos se congregaron en la calle donde vivía la adolescente para protestar exigiendo justicia.

Asimismo, la mañana de este viernes agrupaciones feministas llegaron hasta las afueras del cuartel de la Brigada de Homicidios de la PDI de Viña del Mar, donde se presumía que estaba recluido Bustamante, al menos hasta anoche.

Deja un comentario

Deja un comentario