En una emotiva ceremonia, los amigos de la empresa Kimberly-Klark Huggies Chile realizaron hoy una importante donación al Hogar de Cristo Sede Maule consistente en 83 mil unidades de pañales Huggies Natural Care Jeans, aporte que se traduce en $17 millones de pesos.

La actividad se realizó en el Jardín Infantil y Sala Cuna “Niño Alberto”, que la próxima semana cumple 5 años funcionando y que está ubicado en el Sector Norte de la capital regional. Un centenar de pequeños acogidos, funcionarias y apoderados agradecieron con cantos, bailes y un simbólico presente al equipo de Huggies.

Al respecto, Diego Barroilhet, Gerente de Kultura de Kimberly-Clark Chile dijo que para ellos “es muy importante ayudar en un mediano plazo. Si bien el terremoto ya pasó, seguirán existiendo necesidades en la comunidad. La idea es continuar ayudando hasta donde podamos. Entregamos ayuda en otras fundaciones en Curicó, hoy estamos en Talca y después iremos a Tomé y Talcahuano”.

Junto a un staff de 10 personas descargaron simbólicamente el camión solidario, compartieron con los niños y niñas que acoge la institución y finalizando la jornada repartieron dulces y golosinas.

Por su parte Marcela Ramírez, Jefe Social Provincial Talca agradeció el relevante gesto solidario a nombre de la Familia Hogar de Cristo, invitó a los privados a seguir apoyando y acompañando a los niños y destacó la importancia que tiene el aporte para las familias que viven en vulnerabilidad social.

Los pañales serán distribuidos en los 6 jardines infantiles y salas cuna que tiene el Hogar de Cristo en la región (uno en Curicó, tres en Talca, uno en Constitución y uno en Linares) liberando así a 410 familias de escasos recursos que llevaban diariamente las cuatro mudas de sus hijos. Este importante beneficio se extenderá por dos meses y medio.

Los que también se vieron beneficiados con otra importante donación son los niños y jóvenes que pertenecen al programa “La Escalera” del Hogar de Cristo en Talca, un centro ambulatorio de tratamiento por consumo de alcohol y otras drogas, quienes recibieron en el marco de quinto aniversario 3 mil kits de desayunos otorgados por la empresa SOPROLE.

En la ceremonia de recepción de donación, Marcela Aliste, encargada del programa señaló sentirse muy orgullosa por la superación que han experimentado sus usuarios. “Durante este tiempo hemos visto como el centro ha crecido e implementado nuevas estrategias de intervención, que han permitido una mejor calidad en la atención a nuestros usuarios y sus familias. Post terremoto hemos trabajado en conjunto con nuestros usuarios en los sectores más afectados, entregando psico-educación, charlas de contención emocional a las organizaciones de nuestra comunidad, también apoyando con alimentos, frazadas, desayunos entre otros”, indicó la profesional.

“La Escalera”, que se encuentra ubicada en la calle 17 Norte 2745 con 5 Oriente, acoge a 21 niños y jóvenes con problemas de alcohol y drogas y que residen en uno de los sectores más vulnerables de Talca. “La drogodependencia va en aumento en la ciudad. Los casos más complejos, que requieren internación los derivamos a Fundación ( PARENTESIS ), filial del Hogar de Cristo, específicamente al programa “Manresa Adolescente”. En promedio egresamos o damos el alta a 8 usuarios al año”, finalizó Aliste.

Deja un comentario

Deja un comentario