Con estas palabras cargadas de emotividad, Sergio Adarme Cáceres, se refiere al actuar de Carabineros de la Cuarta Comisaría “Cancha Rayada” de Talca, frente al intento de suicidio de su hijo de 25 años. El joven intentó quitarse la vida ahorcándose, sin embargo, personal que concurrió al procedimiento, entregó lo primeros auxilios y volvieron sus signos vitales.

“Mi hijo se me iba entre mis brazos, ya no respiraba y los Carabineros le salvaron la vida, por lo que no tengo palabras para agradecerles. Yo soy un simple comerciante ambulante, pero siempre he mirado con respeto a los Carabineros, y ahora mucho más”, fue lo único que pudo señalar el padre, antes de ser embargado por la emoción al recordar lo momentos vividos hace sólo unos días.

Ante tan destacado trabajo, el Comisario de la Unidad, Mayor Yerko Acuña Escobar, realizó una ceremonia de reconocimiento al Cabo 2º Pablo Ramos Flores y los Carabineros Juan Guentelican Cárcamo y Gonzalo Donoso Lagos -ambos con tan sólo dos meses de egresados de la Institución- todos partícipes del procedimiento.

“La ceremonia permite que estos Carabineros sean reconocidos por sus compañeros, que sean un ejemplo; que no se pierda la capacidad de asombro. Y lo más importante es reconocer que gracias a Carabineros se le salvó la vida a una persona”, señaló el Mayor Acuña.

El joven se encuentra recibiendo un tratamiento médico y también se ha comunicado telefónicamente con el personal que le prestó auxilio, para agradecerles que le hayan salvado la vida.

Deja un comentario

Deja un comentario