La reforma previsional está lista para ser votada en la Sala en la Cámara de Diputados este 22 de octubre con dos debates abiertos en paralelo.

Por un lado está la discusión sobre la propiedad y retiro de los ahorros, luego que el Tribunal Constitucional (TC) declarara admisible un recurso de la Corte de Apelaciones de Antofagasta para resolver el caso de una profesora jubilada.

Por otro lado está la apertura del Gobierno a abordar situaciones excepcionales, como el de aquellas personas que sufran enfermedades terminales.

La subsecretaria de Previsión Social, María José Zaldívar, reforzó este miércoles que el Ejecutivo estudia recalcular las expectativas de vida de enfermos terminales para aumentar sus pensiones.

“Claramente una persona que está con una enfermedad terminal tiene una expectativa de vida que es distinta, por lo tanto lo que estamos viendo es analizar cuál es la mejor manera de abordar este tema. Lo del TC es retiro de fondos y nosotros no estamos hablando de retiro de fondos”, dijo la autoridad a Radio Bío Bío.

El vocero de la Asociación de AFP, Fernando Larraín, coincidió en que el recálculo de pensiones puede ser una alternativa que finalmente deben resolver las autoridades.

En paralelo, los diputados Gabriel Silber (DC) y Eduardo Durán (RN) esperan que el Gobierno respalde una indicación que permita el retiro de fondos para casos de enfermedad terminal y para pagos de créditos hipotecarios. El falangista espera que eso se vote la próxima semana.

La bancada denominada “No Más AFP” espera que la reforma previsional no se vote la próxima semana hasta que el TC resuelva el fondo del caso de la profesora de Antofagasta.

Deja un comentario

Deja un comentario