En el marco del plan de desconfinamiento, el Ministerio del Trabajo y Previsión Social presentó este lunes una hoja de ruta denominada «Paso a Paso Laboral»: un protocolo que establece las medidas preventivas que empleadores como y empleados deben adoptar para disminuir los riesgos de contagio al momento del retorno al trabajo presencial.

El plan consta de siete etapas y «es aplicable a todas las comunas del país que no estén en situación de cuarentena», dijo el subsecretario Fernando Arab.

El retorno, enfatizó la autoridad -que participó en el reporte diario del Minsal- «debe hacerse con todos los protocolos sanitarios, de precaución», agregó Arab y consigna Cooperativa.

1. INFÓRMATE

En esta etapa está el revisar constantemente las recomendaciones y protocolos existentes en materia de seguridad y salud en el trabajo emanados de la autoridad sanitaria, así como de otras autoridades públicas; además de solicitar asistencia técnica, e informarse y actualizarse respecto de las medidas más efectivas, buenas prácticas y recomendaciones para el control de la propagación de la enfermedad.

2. ORGANIZA Y ACUERDA

En la segunda etapa se recomienda integrar a los trabajadores en todas las etapas del proceso y en la elaboración de los protocolos internos o programas de gestión preventiva en la empresa, informar y capacitar a los integrantes de los equipos de trabajo, y elaborar un programa de gestión preventiva o protocolo interno.

Además, se suma el identificar a los trabajadores que debiesen postergar la vuelta al trabajo de manera presencial, como son los trabajadores que residen en comunas o localidades que aún se encuentran en el Paso 1 (Cuarentena según territorio) y los mayores de 75 años.

3. SOCIALIZA Y CAPACITA

En la tercera etapa está el socializar y comunicar claramente y de manera permanente a todos los trabajadores y trabajadoras de la empresa, las medidas preventivas que se implementarán, informar a todos los trabajadores de la empresa sobre sus derechos y obligaciones, y también capacitar a los trabajadores, dependientes y externos, de los riesgos de contagio.

4. ADAPTA E IMPLEMENTA

Esto es adaptar el espacio físico de trabajo con las medidas indicadas en los protocolos sanitarios y sectoriales; medidas administrativas como implementar un sistema de limpieza periódica; medidas de protección personal como asegurar el uso de mascarillas en lugares obligatorios y abastecerse de los elementos de protección personal para la prevención del contagio.

5. PRIORIZA LA SALUD MENTAL

En esta etapa está el evaluar las diversas cargas de trabajo considerando las particularidades personales de los trabajadores, «entregando el tiempo de adaptación necesario», y también promover «la salud y el bienestar en el lugar de trabajo, procurando siempre entregar el tiempo de descanso suficiente, pausas saludables y otras medidas que colaboren al equilibrio de la actividad física y mental».

6. COLABORA EN LA TRAZABILIDAD

Esta sexta etapa contempla, entre sus recomendaciones, implementar la identificación temprana de casos sospechosos en los lugares de trabajo y procurar llevar un registro de terceros externos que ingresen a la organización.

7. EVALÚA Y ACTUALIZA

La última etapa recomienda evaluar las disposiciones implementadas a partir de pautas objetivas priorizando las condiciones de salud de los trabajadores y trabajadoras; y también revisar y actualizar «el plan de emergencia y evacuación existente del lugar de trabajo que considere la nueva distribución de los puestos de trabajo, el aforo reducido y las eventuales nuevas vías de acceso, circulación y zonas de seguridad, evitando aglomeraciones».

Deja un comentario

Deja un comentario