El ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, reconoció que está entrando más gente a campamentos de la que, como Gobierno, son capaces de otorgarle una solución habitacional.

El secretario de Estado aseguró que están «cerrando alrededor de 70 campamentos al año, eso quiere decir que en estos cuatro años esperamos bordear los 270 campamentos, pero son 802 los que existen y el drama que tenemos hoy es que (hay) más gente que entra a campamentos (y) no somos capaces de darle la solución».

«Vale decir, entra más gente de la que nosotros somos capaces de entregarle una solución habitacional (…)Tenemos que dar vuelta eso», admitió en entrevista para El Diario de Cooperativa .

El titular del Minvu profundizó las cifras reveladas ayer lunes, donde se conoció que al menos 100 mil personas viven en 802 campamentos a lo largo de Chile y, de ellas, un 27 por ciento son inmigrantes.

«Cuando llegamos al Gobierno nos dimos cuenta que campamentos es una realidad, tiene una línea de atención dentro del Ministerio pero solamente enfocado a vivienda. Tal como están las familias de allegados o familias que están arrendando y que quieren obtener su vivienda definitiva o que se organizan en comités, también hay familias en campamentos y estaba muy invisibilizado», dijo.

Monckeberg indicó que esto «formaba parte de lo habitual, del paisaje, y nos estábamos acostumbrando nuevamente a que los campamentos existieran y no nos llamara la atención».

Respecto a las soluciones habitacionales, como viviendas sociales, para las personas que están viviendo hoy en campamentos, el secretario de Estado dijo que ellos «no están más atrás en la fila, están siendo muy atendidos».

«Cuando hablamos de poner en la fila es cumplir los requisitos, es postular como corresponde, como lo hacen cientos y miles de familias en todo Chile, no protestando ni cortando el tránsito», aseveró.

Pese a ello, reconoció que estas personas «quedan más atrás, por eso los quisimos visibilizar porque hoy estaba formando parte de lo habitual y lo que queremos es que campamentos no sea parte de lo habitual, y es mucho más que dar una vivienda».

«Hoy tenemos 47 mil hogares de personas que se incorporan ahí y que están viviendo en campamentos, muchos de ellos de ellos extranjeros (…) eso estaba pasando colado y no nos estaba llamando la atención como sociedad», lamentó.

Monckeberg dijo que ellos las razones de que la gente esté en campamento, «primero, por el alto costo del arriendo y, la segunda, por la necesidad de independencia. Las familias quieren independizarse, no quieren seguir viviendo de allegados o en una situación compleja, por lo que toman una decisión radical de irse a una toma o ir a un campamento».

Deja un comentario

Deja un comentario