El canciller Andrés Allamand aseguró que se fortalecerá el control fronterizo ante la creciente ola de migrantes que ingresó al país por pasos no habilitados en el norte del país desde el inicio de la pandemia.

Esto luego que las autoridades de Iquique enviaran una carta al Presidente Sebastián Piñera, solicitando colaboración para enfrentar la labor humanitaria que implica la centrada de inmigrantes por pasos clandestinos. 

«Esta situación requiere de un tratamiento de Estado. Una zona fronteriza como la nuestra, y en el contexto de esta pandemia, puede verse expuesta a esta situación en reiteradas oportunidades», señaló en la misiva el alcalde de Iquique, Mauricio Soria.

A lo que el canciller Allamand respondió: «Vamos a fortalecer el control sobre la frontera, que es particularmente extensa. Vamos a continuar trabajando con las Cancillerías de los países vecinos, precisamente para coordinar esfuerzos», consigna Cooperativa.

Y agregó que ofrecerán «una cooperación, en términos de contribuir a desmantelar las verdaderas maquinarias que existen, unas verdaderas bandas de personas que, en definitiva, funcionan como trata de personas».

«El Gobierno no avala ningún ingreso irregular al país», dijo Allamand y agregó que «las personas que están ingresando clandestinamente al país están cometiendo un delito y, en consecuencia, lo que correspondería es que hubieran procedimientos expeditos para expulsar a dichas personas del país».

«Por último, esperamos que mañana y pasado tengamos por fin una legislación que permita o que facilite la tarea que tenemos que efectuar en la frontera», aseguró el Canciller.

Deja un comentario

Deja un comentario