El Presidente Sebastián Piñera, acompañado de las ministras de Energía, Susana Jiménez, y de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, anunció la mañana de este martes que de aquí al año 2024 concluirán sus operaciones las ocho centrales termoeléctricas más antiguas del país.

Las unidades que saldrán del sistema se encuentran en las comunas de Iquique, Tocopilla, Puchuncaví y Coronel y representan un 19 por ciento de la capacidad instalada en el país de centrales a carbón.

De acuerdo a lo informado por el Gobierno, las primeras centrales a cerrar este año serán las unidades 12 y 13 de Tocopilla, las que iniciaron su operación hace 36 y 34 años, respectivamente, y que en su conjunto suman una potencia instalada de 171 megawatts.

Luego, en mayo de 2020 dejará de operar la central Tarapacá, en Iquique, puesta en servicio en 1999 y que aporta 158 megawatts. Luego seguirán la unidad 1 de Ventanas, en Puchuncaví, en noviembre de 2022; la unidad 1 de Bocamina, en Coronel, en diciembre de 2023; y en mayo de 2024, las unidades 14 y 15 de Tocopilla, y la unidad 2 de Ventanas, consigna Cooperativa.

Imagen foto_00000002

Al respecto, la ministra Susana Jiménez explicó que «los avances tecnológicos hacen posible sustituir gradualmente las centrales a carbón con otras que son renovables y competitivas, las cuales están altamente disponibles en nuestro país, tal como son las energías provenientes del sol, el viento, la tierra y el agua».

Además, en el mediano plazo se constituirán nuevas mesas de trabajo conformadas cada cinco años que permitan establecer cronogramas específicos de retiro, dando cuenta de los impactos económicos, sociales y ambientales de esta decisión. Todo lo anterior, con la ambición común entre empresas y Gobierno para el retiro de operaciones del parque total de centrales a carbón antes de 2040.

El anuncio presidencial se realizó en el Parque Bicentenario de Cerrillos, mismo lugar donde se realizará la COP25 en diciembre próximo.

Deja un comentario

Deja un comentario