La gobernadora provincial, Cristina Bravo Castro junto al encargado provincial del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Francisco Chávez, Carabineros y la Capitanía de Puerto realizó el lanzamiento oficial de la campaña por la veda de la merluza común denominada “Paremos el Merluzeo”, que busca detener la extracción, comercialización y consumo del recurso fresco por el mes de septiembre en la región del Maule.

Durante la presentación de dicha campaña, realizada en la Felicur, la gobernadora provincial destacó que la idea de esta cruzada es no comercializar ni consumir merluza fresca, ya que por un tema reproductivo de este pez, es necesario dejarla descansar y para eso se realiza esta veda reproductiva. Agregó además que los únicos que pueden vender merluza común “son aquellos que pudieron acreditar pescados congelados hasta el 31 de agosto por parte de Sernapesca”.

Por su parte, el encargado provincial de Sernapesca, Francisco Sánchez remarcó los dichos de la gobernadora y señaló que el pescado acreditado legalmente por el servicio no tendrá problema de venta o bien si es congelado debidamente acreditado y de planta procesadora, es decir hay que mostrar distintos documentos tributarios visados por Sernapesca y declaraciones de stock”.

Datos

La Merluza Común constituye aproximadamente el 70% del total de desembarque de recursos del mar en la región del Maule, sin embargo, hoy se encuentra en un estado de colapso por lo tanto es necesario hacer lo posible para evitar su desaparición y recuperarla.

Muchas familias principalmente vinculadas a zonas costeras explotan este recurso y llevan ingresos a sus hogares, por otro lado la ciudadanía también ha disfrutado por años de este recurso y es característico de nuestra identidad nacional.

La disminución o eventual desaparición de este recurso provocaría un daño muy grande al país.
La explotación y comercialización del recurso en periodo alto de reproducción, provoca un daño enorme al propósito de recuperar la pesca.

El encargado provincial señaló que este recurso marino está sobreexplotado por lo tanto es necesario darle un respiro para que se recupere la existencia. “Nosotros tratamos de que el consumidor no compre merluza, porque la verdad está perjudicando el recurso que actualmente en la región está muy complicado”, dijo preocupado.

Fiscalización

Es importante destacar que esta medida se debe a que la merluza, una de las especies marinas de mayor consumo, fue declarada en estado de sobreexplotación y corre un serio peligro de colapso o agotamiento.

Por ello, de acuerdo al encargado provincial de Sernapesca, comentó que durante septiembre se “fiscalizará en terreno, en las caletas durante todo el mes, en las caletas y restaurantes, en los diferentes expendios, ya sea restaurantes o centro de comercialización donde hay turistas para poder verificar si no hay ninguna irregularidad”, comentó.

Deja un comentario

Deja un comentario