En una pequeña ceremonia realizada en la gobernación provincial de Curicó, bomberos de las comunas de Molina, Hualañé y Sagrada Familia recibieron implementación para sus cuarteles después de que éstos fueran quemados combatiendo un incendio forestal en Hualañé.

La gobernadora provincial, Cristina Bravo Castro, entregó a los oficiales bomberiles implementos avaluados en aproximadamente tres millones de pesos para reponer los que fueron dañados por acción del fuego mientras combatían las llamas de un incendio forestal la temporada pasada.  

La gobernadora alabó el compromiso de los bomberos en su actuar ante el peligro de las llamas y agradeció también la valentía con que actúan ante el llamado de la ciudadanía cuando son requeridos para alguna emergencia, en este caso, un incendio forestal de tal proporciones, que acudieron compañías de diferentes comunas para apagar las llamas.

El Comandante Segundo del Cuerpo de Bomberos de Sagrada Familia, Carlos Orellana, agradeció el compromiso de la gobernadora y comentó además que estos materiales son muy bienvenidos ya que son muy difíciles de reponer debido a su alto costo.

“Todo lo que se nos destruye nos hace falta, bomberos cuenta a veces con poco recursos de material, así que nos hayan recuperado estos materiales es fantástico para nosotros. Es importante que la gobernación y el gobierno nos ayuden cuando se nos destruyen nuestros materiales en combate con el fuego, porque nos cuesta mucho reponerlos”, dijo el oficial.

Dentro de los implementos entregados con fondos del Estado se encuentran mangueras, pitones, motobombas, entre otros, con un coste en materiales para bomberos de Molina de $1.926.882; para bomberos de Hualañé de $374.850 y de $746.130 para bomberos de Sagrada Familia.

Deja un comentario

Deja un comentario