La unidad, el trabajo y la solidaridad serán los sellos del traspaso de mando el próximo 11 de marzo, oportunidad en la que Sebastián Piñera asumirá como presidente de la República, según declaró la futura Ministra Secretaria General de Gobierno, Ena Von Baer.

Las dolorosas circunstancias que afronta el país debido al terremoto del 27 de febrero, el Presidente electo ha decidido efectuar una ceremonia sencilla y formal, centrada en la Reconstrucción Nacional y en generar un espíritu de solidaridad y trabajo.

Las actividades protocolares, por ejemplo, tendrán un nuevo enfoque, más orientado al trabajo de reconstrucción del país. Un ejemplo es la visita de Jefes de Estado y de Gobierno extranjeros, quienes vendrán sin sus cónyuges, pues la tarea principal es prestar ayuda y solidaridad a Chile. Para ello, el tradicional almuerzo del 11 de marzo, en el Palacio Cerro Castillo, se transformará en la primera instancia de trabajo entre el Presidente y sus pares.

Luego de este almuerzo-reunión y en un gesto de solidaridad, el Presidente Sebastián Piñera acompañará a las chilenas y chilenos que están sufriendo la dolorosa tarea de reconstruir sus vidas, efectuando una visita de trabajo, en compañía de algunos de sus ministros, a la ciudad de Constitución, una de las más devastadas por el terremoto y posterior tsunami. Los ministros que no viajen con el mandatario, partirán hacia sus oficinas para comenzar desde allí el trabajo de reconstrucción.

Asimismo y acorde con la austeridad que el país requiere tras la tragedia, se descartó realizar el cóctel a las delegaciones extranjeras en el Palacio La Moneda y la “Fiesta Cultural”, actividades que anteriormente estaban contempladas en el programa oficial del traspaso de mando.

A cambio de ello y después de dar su discurso desde el balcón de La Moneda, el Presidente sostendrá su primera reunión de gabinete con sus ministros, con el fin de coordinar con ellos desde el primer día el trabajo para la reconstrucción nacional.

La ceremonia del traspaso de mando se realizará respetando el profundo sufrimiento de los chilenos luego de esta tragedia. Los símbolos republicanos de este proceso, como la ceremonia en el Congreso se mantendrán, como muestra de la unidad del país, aun en momentos adversos.

Respecto a esto la futura Ministra Secretaria General de Gobierno, Ena Von Baer, señaló que “tradicionalmente el traspaso de mando ha sido una fiesta, pero por la situación que esta viviendo el país, hemos querido cambiar el sentido de este día, marcándolo por la reconstrucción nacional y la reconstrucción nacional va a marcar, por lo tanto, el traspaso de mando y vamos a ir cambiando todo el sentido de la ceremonia. Queremos que ese día los chilenos nos vean trabajando por una parte y por otra parte, sientan también la solidaridad tanto internacional como nacional”.

Deja un comentario

Deja un comentario