La Asociación Nacional de Funcionarios del Registro Civil planteó a las autoridades la necesidad de realizar modificaciones legales que le permitan al servicio llevar a cabo de forma más expedita la inscripción de defunciones en el marco de la pandemia de Covid-19, que ya deja 4.903 muertos en Chile.

En específico, pide hacer cambios en la ley 4.808 sobre el organismo, que establece que las defunciones deberán ser inscritas en la comuna donde ocurrió.

«Queremos que sea inscrita en cualquier Registro Civil a lo largo del país porque nosotros estamos en línea, y así también (se podrá) entregar información más fidedigna a la ciudadanía que hoy tanto lo necesita», expuso Julio Peña, presidente del gremio y consigna Cooperativa.

Sobre las dificultades actuales, ejemplificó que si uno «va a la oficina de Huérfanos, que es la central, si la persona falleció en Recoleta, se tiene que enviar (la documentación) por valijas, lo cual no depende de nosotros, es externo, y se demora dos días en que aparezca en el sistema».

La posibilidad de inscribir el deceso en cualquier oficina permitirá que la cantidad de inscripciones sean más acordes a los fallecimientos registrados de cada día, considerando que el Ministerio de Salud actualmente informa en cada balance a la opinión pública las muertes inscritas en el Registro Civil el día anterior.

En tanto, en su comparecencia ante la comisión investigadora de la Cámara Baja sobre la gestión de la pandemia, el dirigente aclaró que en el Registro Civil sólo traspasan la información en las bases de datos y no tienen mayor injerencia en las estadísticas que elabora el Minsal.

Deja un comentario

Deja un comentario